Ayuntamiento de Valladolid

La Junta de Gobierno en el Ayuntamiento de Valladolid adjudicó ilegalmente un contrato público según el PP

Se trata de la concesión del asfaltado llevado a cabo el pasado verano

La Junta de Gobierno en el Ayuntamiento de Valladolid adjudicó ilegalmente un contrato público según el PP
Bermejo y Enriquez, miembros del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid. Europa Press.

line-height: 150%; font-family: "Verdana","sans-serif"; mso-bidi-font-family: Helvetica;">La señalización de las calles remozadas en la operación asfalto del verano, ha destapado nuevas irregularidades en la contratación del equipo de gobierno municipal.

Así ha quedado patente en la reunión de la Comisión Especial de Seguimiento, Vigilancia y Control de la Contratación, celebrada el pasado 19 de enero, gracias a la tarea de investigación del Grupo Popular.

Para centrar la cuestión se debe tener en cuenta que el gobierno anterior dejó preparada la licitación del contrato de señalización general de las vías públicas de la ciudad y que el nuevo gobierno continuó con el procedimiento, celebrando todas las mesas de contratación y llegando a formular una propuesta de adjudicación de los dos lotes que contenía. Una propuesta de adjudicación que firmó el propio Sr. Saravia en julio de 2015 y que fue elevada  la Junta de Gobierno, siendo retirada del orden del día sin adoptar ningún acuerdo y sin que se supieran las razones de tal decisión.

Esta situación, provocó que las calles que se estaban pavimentando no se pudieran pintar marcas viales, ni instalar señales de tráfico al no haber contrato para ello, impidiendo su apertura al tráfico.

Por ello, el Sr. Saravia celebró un contrato menor para salir del paso pidiendo 4 ofertas, que resultó insuficiente para atender todos los trabajos tramitando con posterioridad un contrato de emergencia -sin concurrencia-, para señalizar el resto de las vías que se habían remozado, y sin resolver la propuesta de adjudicación del contrato principal.

La falta de decisión de la Junta de Gobierno se prolongó hasta el mes de noviembre,  hasta que el órgano de gobierno decidió anular la contratación y rechazar por tanto la propuesta de adjudicación del propio Sr. Saravia.

Mientras tanto, a través de la Comisión de Seguimiento, Vigilancia y Control de la Contratación, se han venido pidiendo explicaciones sobre estas cuestiones poniendo en evidencia la actuación del gobierno municipal.

Un contrato nulo. No había emergencia. Hubo un retraso injustificable en la actuación del gobierno sobre la resolución del contrato principal que ha causando perjuicios al ayuntamiento, por la mala gestión del tripartito.

Según se declara expresamente en sendos informes de la Intervención municipal, el procedimiento de emergencia para pintar las calles empleado por el tripartito fue ilegal.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído