Xavier Domènech dimite como líder de Catalunya en Comú

La xenofobia del independentismo catalan devora a Domènech, el besucón que se dio el morro con Iglesias en el Congreso

El político abandona su escaño en el Parlament de Cataluña y todos sus cargos.

En marzo de 2016 fue por unas horas estrella planetaria, gracias a un beso a tornillo en la boca con Pablo Iglesias en medio del Congrso de los Diputados. Hoy, Xavier Domènech deja todos sus cargos, se va de la política y retorna al anonimato universitario.

El hasta ahora líder de Catalunya en Comù y diputado en el Parlament ha anunciado este 4 de septiembre  que deja todos sus cargos tras los malos resultados de su formación en las últimas elecciones para dar paso «a nuevas personas con ideas frescas y la energía necesaria».

En un comunicado difundido en las redes sociales este martes, Domènech admite que los resultados en las últimas elecciones autonómicas «en unos momentos extremadamente difíciles» no fueron los que querían y esperaban, y asume su responsabilidad.

«Creo que es la hora de dar paso a nuevas personas con ideas frescas y la energía necesaria para llevar a cabo los retos que el país reclama en los próximos meses, que sin duda serán claves para nuestro futuro».

Las responsabilidades de estos años me han agotado política y personalmente. Además, han pesado excesivamente sobre las espaldas de mi familia y sin ellos no soy nada.

Asegura que toma la decisión tras una «profunda reflexión» y subraya que ha tenido el honor y la responsabilidad de presentarse como candidato a tres campañas electorales en unos momentos políticos y sociales de una intensidad inmensa, en sus palabras.

Domènech asegura en su carta que «las obligaciones de estos años» le han dejado «agotado política y personalmente» y reconoce que sus responsabilidades «han pesado en exceso sobre las espaldas de su familia»:

«Y sin ellos tampoco soy nada. Ahora el es el momento de devolverles el tiempo del que les he privado que ha sido, injustamente, mucho».

El político ha destacado que ha tenido la suerte de acompañar en Cataluña a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en toda España, así como a miles de personas anónimas.

«De estos tiempos apasionantes que estamos viviendo, me quedo con momentos mágicos e íntimos vividos con muchos compañeros y compañeros».

Y ha agradecido a todas las personas que le han acompañado en CatComú y Podem.

Ha explicado que seguirá trabajando por el cambio pero desde otro lugar, regresando a su trabajo y ayudando desde la base, y ha recordado que desde que se presentó por primera vez con En Comú Podem tenía muy claro que su tiempo en la política institucional «sería limitado».

El líder de los comuns ha destacado el proyecto colectivo absolutamente apasionante y ha concluido:

«Lo que he vivido ha sido grande, muy grande, solo porque vosotros sois grandes, inmensamente grandes. Gracias de nuevo por todo y un abrazo en esta tierra del 15M y del 1-O».

De vuelta a la Historia

Domènech es profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Barcelona y ha centrado su trabajo como historiador en el estudio de de movimientos sociales en el siglo XX, tanto en Cataluña como en España.

Encabezó la candidatura de confluencia de En Comú Podem en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 y en las del 26 de junio de 2016, tras la investidura fallida de Pedro Sánchez. Logró que la fuerza fuera la ganadora en Cataluña en ambos comicios y logró hasta 12 escaños en cada una de las elecciones.

Entre enero de 2016 y enero de 2018, Domènech fue diputado en el Congreso de los Diputados, como portavoz adjunto de Unidos Podemos en representación de En Comú Podem.

Fue elegido secretario general de esa formación en abril de 2018 y tomó posesión de su acta como diputado en el Parlament de Cataluña en enero de este año.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído