El alcalde popular se agigante en las crisis

El Gobierno PSOE-Podemos no ve daños para declarar Madrid ‘zona catastrófica’ y Almeida insta a Marlaska a salir a la calle

Llega una ola de frío histórica con heladas de récord en la capital de España

El Gobierno PSOE-Podemos no ve daños para declarar Madrid 'zona catastrófica' y Almeida insta a Marlaska a salir a la calle
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. PD

El alcalde de Madrid se agiganta en las crisis.

El popular José Luis Martínez-Almeida, que ha vuelto a dejar al socialista Pedro Sánchez a la altura del betún, pide al Gobierno PSOE-Podemos que ‘escuche a Madrid’ y que deje de hacer política con la nevada y el temporal Filomena.

El alcalde muestra su sorpresa e indignación ante el hecho de que el Gobierno socialcomunista se haya mostrado contrario a que Madrid sea declarada zona catastrófica antes, incluso, de haberlo solicitado:

«Sólo hemos dicho que estamos evaluando la petición y le pido al Gobierno de la nación que no prejuzgue y que no tome una decisión antes de que nosotros planteemos si la pedimos o no».

Martínez-Almeida no comprende que el ministro Marlaska ya haya dicho que no hay suficientes daños para tal petición:

«Dicen que no hay suficientes daños. El Ayuntamiento es quien sabe qué daños y en una primera evaluación preliminar, cualquiera que haya estado en las calles de Madrid, sabe la cantidad de árboles caídos y de coches afectados, la cantidad de edificios que pueden estar afectados, hay peligro de desprendimiento de cornisas, las aceras y las calzadas están intransitables….».

Confirma el alcalde que hasta las cuatro y media de la tarde del sábado, 9 de enero de 2021, el presidente Sánchez, no se puso en contacto con él.

«Llamé yo a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por la mañana, para advertirles de la situación y de que, en cuanto dejara de nevar, necesitábamos refuerzos importantes por parte del Gobierno de la nación. Sobre todo para que, al acabar de nevar, con la bajada de temperaturas todas esas toneladas de nieve no se convirtieran en hielo. A las cuatro y media de la tarde me llamó el presidente Pedro Sánchez y tuve una conversación con él en los mismos términos».

Y les pide que bajen a la calle, para ver de cerca la situación. Tanto él como Pablo Casado se arremangaron este fin de semana para ayudar en las calles de Madrid contra los efectos de la borrasca Filomena ha dejado en la capital.

El presidente del PP visitó este domingo varios centros de salud de Madrid y, pala en mano, se sumó a la retirada de nieve de los accesos para facilitar la entrada de los usuarios, mientras que el alcalde hasta empujó coches, el suyo incluido, que se habían atascado y bloqueaban la calzada.

Las quejas contra la imprevisión y falta de reflejos del Gobierno Sánchez se extienden como la pólvora por las redes sociales.

Como escribe este 11 de enero Ignacio Camacho en ‘ABC’, pocas veces ha existido en la reciente meteorología española, que acusa el defecto de una cierta tendencia «acojonativa», una previsión tan exacta como la que ha advertido de la tormenta polar Filomena con precisión de temperatura, intensidad, tránsito geográfico y banda horaria.

Cualquier ciudadano que hubiese dedicado unos minutos a escuchar la radio, ver la televisión o navegar por redes sociales, ha estado en condiciones hasta de saber cuántos centímetros de nieve caerían sobre Madrid o Toledo, pero da la impresión de que los ministros socialistas y podemitas alegan que nadie estaba en condiciones de adelantarse a los acontecimientos.

Corre por los grupos de Whatsapp y demás redes de la confusión que solo nos falta la visita de un OVNI. Y que nos va a pillar con estos en La Moncloa.

De pena… una vez más.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído