Las cuentas irán al Senado después de que el PSOE-Podemos alcanzó los apoyos necesarios en el Congreso

Sánchez alcanza sus últimos Presupuestos tras bajarse los pantalones con Bildu y ERC

La expulsión de la Guardia Civil de Tráfico de Navarra es solo la punta del iceberg de las nefastas concesiones que Sánchez acordó con independentistas y proetarras

Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi
Pedro Sánchez y Arnaldo Otegi PD

Pedro Sánchez logró los previsibles últimos Presupuestos Generales del Estado como presidente del Gobierno.

La magistral bajada de pantalones ante Bildu y ERC no solo consagra a independentistas y proetarras como sus socios preferentes, sino que también le dan la ‘luz verde’ que necesita para pasar las cuentas al Senado.

La expulsión de la Guardia Civil de Tráfico de Navarra es solo la punta del iceberg de las nefastas concesiones que Sánchez acordó con Bildu y ERC. No es secreto para nadie que ya se está completando el completo traslado de los presos de ETA a las cárceles de País Vasco y Navarra, mientras que se avanza en el trámite para suprimir el delito de sedición y de malversación.

Eufórico, Arnaldo Otegi no ha dudado en burlarse de Sánchez por tenerle sometido a sus demandas: «El Gobierno de progreso en el Estado no sería posible sin el sostén de las fuerzas de izquierda que quieren marcharse de España».

Solo acuerdos desesperados con quienes sueñan con romper España dieron alas a unos nuevos Presupuestos que incluyen un gasto público histórico en plena crisis económica, con la inflación disparada y varios organismos apuntando al riesgo serio de recesión. ¿El motivo?, disparar el gasto institucional en plena campaña electoral.

En concreto, las cuentas supondrán un récord de desembolso de 274.445 millones. Desde el Partido Popular se ha acusado a Sánchez de poner en riesgo la economía española por un puro cálculo electoralista.

El líder del PSOE, mientras, ha reivindicado la «política útil» que, en su opinión, sale adelante con la aprobación de las cuentas. Además de las cesiones a Bildu, ha acordado con ERC la transferencia de 900 millones para inversiones en infraestructuras. Los separatistas han celebrado esta «gran conquista» como un paso más en el autogobierno. «Cualquier espacio de soberanía que conquistamos es un paso adelante», han aplaudido desde la formación que dirige Oriol Junqueras.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído