LA IGNOMINIA DE LA CÁRCEL

El golpista Junqueras manda a Pablo Iglesias que pase recado a Pedro Sánchez de que ya se puede ir ‘bajando los pantalones’

ERC no hablará de presupuestos con PSOE y Podemos hasta que el Gobierno socialista haga un gesto hacia los políticos presos

El golpista Junqueras manda a Pablo Iglesias que pase recado a Pedro Sánchez de que ya se puede ir 'bajando los pantalones'
Oriol Junqueras (ERC), Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (PODEMOS). EP

Patinazo y de los de vergüenza ajena el que ha protagonizado el presumido Pablo Iglesias en la prisión de Lledoners (Los Presupuestos de Pedro y Pablo son como su nueva RTVE: una mierda).

El de Podemos, que intenta siempre ser la novia en la boda y ejercería de muerto en los entierros si para ello no hubiera que fallecer antes, se ha pasado este 19 de octubre de 2018 tres horas en la cárcel implorando al golpista Oriol Junqueras que les echase una mano, a él y a su socio Pedro Sánchez, para sacar adelante sus desquiciados presupuestos (Ni España ni los españoles se merecen a Pedro Sánchez y este Gobierno de mierda).

El líder de ERC, que lleva ya más de 11 meses en prisión preventiva pero se ha envalentonado mucho desde que el socialista Sánchez logró auparse a La Moncloa, no se ha andado con sutilezas (Verstrynge saluda con un bofetón a todos en laSexta: «Qué alegres estáis porque el protagonista sea Junqueras y no Puigdemont»).

Le ha dejado claro al apurado secretario general de Podemos que la postura de su partido es de sobra conocida: para negociar los Presupuestos urdidos por el tandem Iglesias-Sánchez, desde ERC exigen que el Gobierno socialista haga un «gesto» a favor de la libertad de los independentistas presos.

En otras palabras: que Pedro Sánchez se ‘baje los pantalones’ o al menos lo haga de forma más pública y notoria de lo que viene haciendo desde hace bastantes semanas.

Le ha dicho Junqueras a Iglesias que no es con él con quien van a negociar nada, sino con el presidente Sánchez, personalmente o con los miembros de su Ejecutivo que designe (La cara de terror de Carolina Bescansa cuando Ferreras le pregunta si ella iría a la cárcel a negociar los PGE con Junqueras).

Así, aunque dulcificando las palabras, lo explicó el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, presente este viernes en ese encuentro en Lledoners.

El republicano ratificó las exigencias de su partido a la salida de prisión:

«La llave para abrir la puerta y poder entrar a sentarnos a negociar los presupuestos la tiene el Gobierno y no es a Podemos al que le corresponde abrir la puerta».

Y esa «llave«, volvía a insistir Tardà, pasa por «un movimiento previo que nosotros entendemos que es instar a la Fiscalía a actuar» para conseguir una rebaja de las penas de los presos.

Aunque, eso sí, el diputado de ERC admitía que «cualquier otro movimiento del Ejecutivo» podría ser estudiado.

Una clara referencia a la última estrategia pactada entre los diputados de ERC y PDeCAT que pasa por presionar ahora a la Abogacía del Estado que es parte de la acusación y que depende del Ministerio de Justicia.

UN FIASCO MONUMENTAL

Así se zanjaba una larga reunión que no dio los frutos esperado para el secretario general de Podemos, que llegaba a la cárcel de Lledoners a las cuatro menos diez de la tarde de este viernes, acompañado por los dos enviados de Ada Colau: el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens y la portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín (El café que se ha tomado Anna Gabriel con Quim Torra pone de mala leche al celoso Junqueras ).

Dentro del centro penitenciario le esperaban el presidente de ERC en el Parlamento catalán, Sergi Sabrià, y el portavoz de ERC, Joan Tardà, que habían llegado a las tres de la tarde, hora a la que estaba fijada la cita.

Durante casi tres horas, los asistentes a la visita permanecieron reunidos en una sala sin cristales que les separasen del preso Junqueras dado que se les consideraba «autoridades«.

Por esa peregrina razón, tampoco tenían límite temporal.

Antes de abandonar la prisión, Iglesias se vio también con el presidente de Òmnium, el golpista Jordi Cuixart, y con el diputado de JxCat en el Parlamento catalán, Jordi Sànchez.

Al salir del penal y con una caradura que espanta, Iglesias ha afirmado que la prisión de los líderes políticos catalanes es «injusta» y ha hablado de los golpistas como «hombres presos por hacer política».

En su habitual maniobra para engatusar a periodistas pardillos y darle titular a LaSextaTV, afirmó sin sonroharse que la reunión con Junqueras había ido «muy bien y el nivel de acuerdo con ERC es amplio«.

«Ahora al Gobierno le toca moverse para hacer la parte que le corresponde: Pedro Sánchez  sabe lo que tiene que hacer. Nosotros hemos hecho nuestro trabajo, ahora quien tiene que negociar en nombre del Gobierno es el Gobierno. Nosotros hemos trabajado y mucho. Agradezco a ERC que quiera hablar de todo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído