LA SEGUNDA DOSIS

Si el indultado no se llamara Griñán y fuera del PSOE, ardería España

El Tribunal Supremo condena al socialista por tener “conocimiento de la ilegalidad” del criterio que se siguió con los ERE y por su “pasividad” ante el “despilfarro y la arbitrariedad” con la que se concedieron las ayudas

Nueva demostración de la doble vara de medir que existe en la política de España.

En plena maniobras de los socialistas para indultar a José Antonio Griñán, el Tribunal Supremo dio a conocer la sentencia completa contra el socialista.

En sus 1.205 folios no solo se confirma la condena adelantada el pasado 26 de julio (seis años de cárcel por prevaricación y malversación), sino que también se carga contra el expresidente de la Junta de Andalucía por tener “conocimiento de la ilegalidad” del criterio que se siguió con los ERE al tiempo que ha destacado su “pasividad” ante el “despilfarro y la arbitrariedad” con la que se concedieron las ayudas.

“Tenía un papel central en la elaboración y aprobación de las normas presupuestarias por consecuencia de las competencias asignadas a sus cargos”, indica el Supremo.

A lo que agrega que “es razonable presumir un alto nivel de conocimiento de estas normas así como de los problemas que pudieran suscitarse en la elaboración de los instrumentos presupuestarios”.

A pesar de las duras palabras del Supremo y de tratarse del mayor caso de corrupción en la historia de la democracia española, nadie parece indignarse. Eso sí, bastaría con que se tratase de un político de cualquier otro partido para que ya hubieran organizadas grandes manifestaciones por parte de los sindicatos y otras organizaciones de izquierdas y extrema izquierda para hacer arder las calles de España.

Un escenario de calma que aprovecha el PSOE para avanzar en el indulto y alargar todo lo posible el ingreso a prisión del expresidente de la Junta de Andalucía. Por ejemplo, el diario ‘El Confidencial’ advertía que el socialista buscará aplazar por meses su condena a través de la reclamación de la suspensión de la pena y hasta planteando la opción de interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

José Antonio Griñán y Manuel Chaves

José Antonio Griñán y Manuel Chaves

El ‘plan secreto’ de Sánchez

Pedro Sánchez está implementando un ‘plan secreto’ para lograr indultar a José Antonio Griñán e intentar tener el menor impacto en su campaña electoral.

El presidente del Gobierno no quiere que el indulto a Griñán se enquiste y se alargue en el tiempo, ya que podría convertirse en un factor más en ‘dinamitar’ todas sus opciones de permanecer en la Moncloa, además de acabar de hundir al PSOE en las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo de 2023.

Desde OkDiario desvelan que los plazos que maneja el Ejecutivo “son cortos y, aunque la maquinaria ya está en marcha, se hará más evidente una vez se conozca en su integridad el fallo del Tribunal Supremo, en septiembre”.

Aunque el Alto Tribunal ya avaló la sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla, que condenó a Griñán a seis años de cárcel por malversación y prevaricación, el Ejecutivo quiere conocer los argumentos para articular la defensa del indulto. El gabinete de Sánchez tendrá que recabar la opinión del tribunal sentenciador antes de proceder al indulto, lo que puede demorar más el proceso.

El citado medio recuerda que, entre las distintas vías en las que se podrá apoyar el Ejecutivo socialista para conceder esta medida de gracia al expresidente del PSOE y de la Junta de Andalucía destaca su edad, 76 años.

Estos asuntos serán tratados en ‘La Segunda Dosis’ de este jueves, 15 de septiembre de 2022, junto economista Fran Simón, el periodista Ricardo Martín y Cynthia Díaz Rafael Núñez 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído