Julia Navarro – Escaño Cero: «Ser o no ser feminista».


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Hay quienes aseguran que ser feminista es algo anacrónico,y lo peor es cuando eso lo piensan y lo dicen algunas mujeres. Pero a quienes duden de la vigencia de la lucha feminista habría que recomendarles que se lean las conclusiones del Foro para el Desarrollo de la Mujer que lleva por titulo «Progreso en el mundo de la mujer 2008/2009».

El informe asegura que las mujeres en general ganamos un 17 por ciento menos que los hombres por el mismo trabajo. O que solo hay una mujer por cada cuatro hombres en los gobienros del mundo. O que fuera de nuestro confortable mundo en Occidente, una de cada diez mujeres fallece por complicaciones en el embarazo y el parto. Y como colofón que dos tercios de las feminas del mundo sufre violencia de género.

Con éstos datos, así servidos en frío, diganme si hay motivo o no para asegurar que la causa del feminismo continua vigente. A veces perdemos la perspectiva porque afortunadamente la sociedad en que vivimos ha cambiado y hoy, al menos sobre el papel, la igualdad entre hombres y mujeres es un hecho. Pero insisto que solo sobre el papel, porque también en nuestro país las diferencias salariales entre hombres y mujeres son un hecho, como lo es que las mujeres aún no ocupen más puestos de responsbailidad, más allá de que tengamos un gobierno paritario.

Y todo esto sin olvidar lo que sucede en países no tan lejos de nosotros en los que miles de niñas son propiedad primero de sus padres y después de su maridos, sin que tengan la oportunidad de elegir, o todas aquellas que sufren la ablación genital simplemente porque en sus países es «costumbre», o a aquellas a las que se les niega incluso conducir un coche, o enseñar el rostro, o decidir cómo y con quieren vivir, porque hay países donde el adulterio se paga con la lapidación, y a las mujeres se las valora por los metros de tela con que se tienen que cubrir.

A mi me parece que ser feminista hoy es casi una obligación para todas las mujeres y todos los hombres que tenemos la suerte de vivir en sociedades donde hemos alcanzado un principio de igualdad. Es una cuestión de respeto a los Derechos Humanos y por tanto a la dignidad de las personas. Ni más ni menos.

Julia Navarro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído