ROSADO, CLARETE Y TINTO

ROSADO, CLARETE Y TINTO

 

He conocido y conozco, no alguno,

Muchos socialistas que son buenas personas;

Rojos, ni he conocido ni conozco ninguno;

Son malas personas, igual si viven en zonas

Rurales como en ciudades … No hay ni uno

Que sea buena persona … Sería la gloria

Si no fuera verdad esta triste memoria;

 

Más triste aún, que ahora más de lo mismo;

Tal como el Iglesias a cara descubierta,

Y tal como el Sánchez de un falso Socialismo

Con la careta, de ambos su obsesión es cierta

De llevar a España de nuevo al abismo…

Los suyos son víctimas de una Dictadura,

Los demás, reos de un justa coyuntura;

 

Fue un error al lobo, viéndole el pelo,

Como a la zorra con lana de oveja,

Abrirles las puertas del Congreso …Tal celo

Por la concordia fue servirles en bandeja

De plata lo de “a su olivo cada mochuelo”;

Y sabemos que el de los Rojos no es beis:

Es de … ¡ardereis como en el treinta y seis!;

 

Echándole leña al fuego, el primero

Es el Sánchez, que del Psoe ha hecho su corral,

Que nada tiene que ver con el verdadero:

Lleva en sus vísceras el hacer el mal,

Y, como sea, hacer bueno al Zapatero;

Que la Historia diga de él que fue más felón,

Es la droga a la que tiene adición;

 

Como siga Presidente este zoquete

De la Política, -que del Psoe el banquete

Ha hecho de su vida-, con el sonsonete

De ayer, Rosado, y mañana, Clarete,

Lo cierto es que si sigue con el carrete

Del Tinto de la represalia, … en un brete,

Está de hacer de España, … ¡un retrete!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído