La Marea de Pérez Henares

Mamarrachos

El país pendiente desde hace meses y en particular desde hace tres semanas, de una panda de chorizos, cutres y pringosos.
Respondan lo que luego les parezca que queda mejor a una masa tan enorme como borreguil de la población española le importa mas que llore la Pantoja que cualquier otra noticia de España y el mundo. Mucho mas que la tragedia de los emigrantes, por ejemplo.
Presumen de no leer en su vida un libro pero se saben de memoria las cascarrias de duquesas, jesulines, campanarios, isabeles,granhermanos, triunfitos , zorrones y chuloputas varios.
El país tiene como espejos de conducta a una cuadrilla de mamarrachos televisivos. Lo que ellos hacen y dicen se supone que es lo que es estar al ultimo grito. Y si. De la mayor zafiedad popular que uno recuerda en sus años vividos.
Nunca la sociedad española, tan pagada y satisfecha de si misma, había estado a tan ínfimos niveles, en tales cataduras éticas y en tan grotesca y eructante satisfacción generalizada.
Lejos de aparecer conciencias críticas ni en la intelectualidad ni en la política se alza una sola voz que de un aldabonazo sobre nuestra autentica degeneración como pueblo y como ciudadanos. Lejos de ellos se alienta la estupidez, se premia ordinariez y se jalea como maravilloso lo que despide mugre, podredumbre y pus por todos sus poros.
Este es un país de mamarrachos y lo peor de todos es que estamos contentísimos de serlo.
Las últimas décadas han bienestar económico. Civismo, cultura, educación en vez de progresar han sido despeñadas por un abismo fétido donde navegan entre mierda pero en magníficos yates todos los “poceros” que en España son y se siguen forrando. Uno por pueblo y un par de concejales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído