Fernando Jauregui

Rajoy ni cita a Podemos en su eufórico resumen de un ‘gran’ 2014

Mariano Rajoy concluyó el curso político con la acostumbrada rueda de prensa en la que, como corresponde a alguien que se define a sí mismo como ‘previsible’, vino a decir casi más de lo mismo. Nada sorprendente para quienes hemos seguido durante tiempo sus declaraciones. Y, cuando le preguntaron sobre cosas nuevas, como Podemos o la declaración de Esperanza Aguirre ofreciéndose como candidata a la alcaldía de Madrid, balones fuera. No tuve, nuevamente -también en esto todo es previsible–, la oportunidad de interrogar, pero lo cierto es que casi ninguna pregunta tuvo una respuesta completa, excepto, naturalmente, cuando se trataba de alguna cuestión económica. Fue aquí donde el presidente se mostró exultante, aunque él negó haber hecho un balance triunfalista, sino «realista», y donde, presumiblemente, buscaba los titulares. «España fue uno de los cuatro países del mundo donde más aumentó el bienestar de los ciudadanos», «los españoles pueden sentirse orgullosos de su país», «si han venido sesenta millones de turistas, algo bueno habremos hecho», «España es el país que más empleo crea en Europa», «somos un país de referencia para los inversores internacionales», «2015 puede ser un año muy bueno para nuestra economía», fueron solamente algunas de las muchas lisonjas que Rajoy dedicó a la situación económica de España, y se dedicó a sí mismo: «dije que en 2014 íbamos a mejorar y hemos mejorado».

Y, en política, ya digo: lo mismo que ha repetido en tantas ocasiones, quizá para garantizar esa «estabilidad» que es el eje sobre el que el presidente del Gobierno hace girar toda la recuperación de la economía y la paz en la política. Le piden analizar los pesimistas vaticinios de los sondeos, y responde que él no es analista de encuestas; ¿El auge de Podemos? Ni siquiera citó nominalmente a la formación de Pablo Iglesias. ¿Pactos con el PSOE? Ya se verá tras conocer el resultado de las elecciones. ¿Esperanza Aguirre ‘for alcaldesa’? «El PP hablará en su día, ahora no está sobre la mesa». Tras haber dicho el año pasado que estaba seguro sobre la inocencia de la infanta Cristina, ¿le han entrado ahora dudas sobre esta inocencia? «Soy el presidente del Gobierno y no debo entrar en esos temas». Y de Cataluña, ¿qué? «No me pidan que ponga en riesgo la soberanía y la unidad de España». Tajante, eso sí, a la hora de elogiar las medidas contra la corrupción diseñadas por su Gobierno -le hubiera gustado llegar a un acuerdo al respecto con el PSOE, pero…–, al responder si piensa ser el candidato ante las elecciones («sí») y si acortará la Legislatura («no»). Pero sobre esto, claro, ya se había pronunciado anteriormente.

En resumen: el presidente está satisfecho con la labor realizada en 2014, la autocrítica era también previsible (ninguna) y el derroche de buenos datos económicos al inicio, inevitable. Si uno hubiese escuchado la rueda de prensa que ofrecía el líder de la oposición, Pedro Sánchez, hubiese pensado que estábamos en una especie de debate parlamentario en paralelo, aunque con los actores principales a dos kilómetros de distancia (La Moncloa y la sede de Ferraz) y con los actores secundarios tratando de preguntar en lugar de, como los diputados, aplaudir (aunque justo es reconocer que Sánchez sí accedió a formar corrillos posteriormente y ‘humanizar’ algunas respuestas, en lugar de marcharse más o menos abruptamente, como hace Rajoy cuando abandona el atril monclovita, donde en esta ocasión permaneció durante cuarenta minutos de ‘tortura’). Bueno, si a usted no le gusta la comparación del debate parlamentario ‘a distancia’, podemos poner, en el caso de Rajoy, el ejemplo del presidente de una compañía dando cuenta a los accionistas de lo buenos que ha sido los resultados durante el año. Lógico. Previsible.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído