Santiago López Castillo

¡Que viene el lobo!

¡Que viene el lobo!
Santiago López Castillo. PD

El lobo está rodeado de una leyenda sanguinaria que no se ajusta a la realidad. Lo atestiguó el amigo Félix en su reserva en el pueblo guadalajareño de Peregrina a través de aquel fabuloso programa que fue «El hombre y la Tierra». El lobo venía precedido por la leyenda del pastorcillo embustero que amenazaba a la vecindad con la presencia del calificado mamífero sanguinario. Los campos de Castilla están sembrados de batidas de los agricultores con escopeta y cegados por el odio contra este bello animal. Hasta que se dio la alarma y las autoridades han tenido que preservar la especie que iba camino de extinción. ¿Cómo? Invitando a los ganaderos a colocar cercas para preservar a sus ovinas y evitando la picaresca de que me han matado tres ovejas que eran viejas pellejas para cobrar la subvención.

Ahora esta fiebre contra el lupus se ha extendido a Finlandia, país ecológico por naturaleza y lo digo con conocimiento de causa. Después de varios años prohibida su caza, y al imponer su ley los furtivos, las autoridades han decidido permitir el tiro al blanco, o sea, al lobo, cinco por escopeta, que ya son piezas. Con esta estadística justificativa: durante los seis años de veda hasta 2013, de 250/300 ejemplares se pasó a 120/135 poniendo en peligro el crecimiento genético de estos animales.

Estoy con los protestantes. El lobo me parece un ser bellísimo, que ha sido usado como prenda de abrigo (habría que exculpar a las poblaciones polares por aquello de los fríos) y cinematográficamente con filmes basados en el terror, v. gr., el hombre lobo. Es más, en la tierra de los mil lagos, es decir, Finlandia, existe la creencia de que los lobos se comen a los niños y a los ancianos y aquí, en España, existía el sacamantecas y que viene el coco, que no era el lobo.

El canis lupus, como el lince, pican como los peces en el río por Navidad. De ahí que me dijera Delibes Jr., el del Coto de Doñana, que compareció en mi programa ecológico de TVE «En Verde» diciendo que «el lince no es tan listo como proclama el dicho popular, porque se mete bajo las ruedas de cualquier automóvil». No ha mucho de donde vivo y muero en la sierra de Madrid, en Manzanares el Real apareció un lobo muerto y la autopsia reveló que había sido envenenado.

Yo sé -Dios me libre- que estas muertes no son comparables con las de violencia de género. Pero en todas ellas está la mano del hombre, sanguinario, asesino y sin el más mínimo escrúpulo.

– ¿No cree usted que se está pasando…?
– Sí, y a lo mejor no llego.

Para el que no lo sepa, las investigaciones más recientes tienden a demostrar que el lobo es el antepasado único de todas las razas de perros domesticados. Y luego llegarían los huskies, los de los trineos, los de las nieves, siberianos… Archipiélago Goulaj.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído