Santiago González

Algo debe de pasarles a los tipos y a las tipas de la izquierda nueva con la cabeza del personal

Algo debe de pasarles a los tipos y a las tipas de la izquierda nueva con la cabeza del personal
Santiago González. PD

La pieza viene en el blog de Santiago González y la reproducimos porque es imprescindible  para la ciudadanía decente y democrática:

Algo debe de pasarles a los tipos y a las tipas de la izquierda nueva con la cabeza del personal. Aquel video de La Tuerka en el que Pablo Iglesias confundía El Terror con la Revolución Francesa y elevaba la guillotina a símbolo de la misma, para lamentar que nosotros no la hubiéramos hecho funcionar aquí. Pblo se había limitado a hacer una lectura banal y algo modorra de ‘El siglo de las luces’, de Alejo Carpentier. Pero tuvo éxito.

El concejal Pablo Soto soñaba con una plaza Mayor de Madrid convertida en La Concordia, una guillotina y Galardón en el papel de Luis XVI. La diputada y portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, también copió de su novio la afición a la guillotina: #FelipeNoSerasRey, nuestros recortes serán con guillotina.

Madame Guillotina firmaba sus tuits una majadera, que acaba de ser condenada por publicar chistes denigratorios  contra las víctimas del terrorismo Miguel Ángel Blanco e Irene Villa y difundir en su cuenta te Twitter consignas enaltecedoras del terrorismo. Y de la guillotina, que tanto gusta a Iglesias, a su novia, a su ex-novia, Tania Vaciamadrid, que, amén de financiar desde el Ayuntamiento la empresa de su hermano, colgó un tuit que decía: “Una familia real de gatillo fácil y huesos débiles sólo tiene una salida #guillotina”.

Entre la tropa que pastorea Manuela Carmena, Jorge Gª Castaño, secretario del Grupo de Ahora Madrid, pidió una guillotina en la Puerta del Sol. También les gustaba mucho el tema al concejal Pablo Soto, ya citado arriba y al diputado por Valladolid, Juan Manuel del Olmo que acertó a sacarle una pasta a la cuestión vendiendo reproducciones de la máquina en miniatura poor 11,95 euros, con este anuncio que pueden ver aquí:

Guillotinas

La burra de Valencia también se apuntaba a la moda Podemos para descabezar al personal, a pesar de que los regímenes que lo patrocinan tienen su propio método. Los bolivarianos a los tipos que disparan desde las motos a los manifestantes de la oposición, los irán´íes ahorcando en grúas, lapidando o precipitando desde la altura a homosexuales, adúlteras, ateos y otras gentes de mal vivir.”Maderos a la guillotina, ETA mátalos”.

¿Cómo sorprenderse de la estupidez y la ignorancia que demuestra esta chusma en la aplicación de la memoria histórica? Una mínima información les llevaría a asociar los asesinatos de ETA con el calibre 9 mm o la goma-2. Toman por madre de la democracia a lo que no fue sino la excrecencia de la Revolución, el instrumento del Terror y la antesala de la dictadura y del imperio napoleónico.

El caso es que a esta tía le han caído dos años por la Audiencia Nacional, la misma instancia judicial que hasta ahora ha dejado ir de cositas al concejal Guillermo Zapata por haber cometido exactamente los mismos hechos, chistes sobre las mismas víctimas y por el mismo procedimiento. María Lluch ha sido condenada a dos años y a ella no se le alcanza la razón: 

“Si me hubieran manifestado que estaba ofendiendo a alguien los hubiera (quiere decir ‘habría’) borrado, además están en la red a millones” en la que también, ha dicho, hay chistes homófobos o racistas, por lo que ha asegurado que no pensó que estuviera atacando a alguien, ya que tampoco los dirigió directamente a las familias de las víctimas de ETA a las que se referían los chistes.Echen un ojo a la sentencia:

El razonamiento es una apología de la estupidez. El tribunal ha sentenciado que sus tuits  “rezuman maldad sin paliativos y entran de lleno en las previsiones típicas del artículo 578 del Código Penal” [lea la resolución en PDF].

Además, el que la víctima directamente aludida por el chiste, como Irene Villa “no se sienta inquietada por frases tan indignas e impías como las expresadas” por la acusada “no constituye óbice para su castigo”, porque junto a “Villa se encuentran multitud de personas, que también sufrieron terribles mutilaciones de personas, que también conforman parte del colectivo de víctimas del terrorismo”.

El juez Pedraz debería tomar buena nota. El concejal Zapata espera. Yo lo había escrito hace más de cuatro meses:

La cuestión es que Irene Villa resulta ser una persona admirable por muchos conceptos, el menor de los cuales no es la altura moral que revelaron sus declaraciones y haber sabido sobreponerse al rencor, que era un sentimiento perfectamente humano y comprensible. Pero el Código Penal y la Justicia en general no tienen como única función, aunque sí es una de ellas, la reparación a las víctimas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído