Ya hacía apología del terrorismo antes de la foto con el dirigente de Podemos

Pablo Hasel, el rapero al que se abrazaba Monedero, cantaba claro: «Sueño con que Juan Carlos vuele por los aires»

En su canción 'Muerte a los borbones' promete tatuarse la cara del que asesine a Jaime Peñafiel

El día en el que se tomó la foto en la que Juan Carlos Monedero abrazaba cariñosamente a Pablo Hasel —Monedero, Pablo Hasel, Iglesias, Wyoming y Willy Toledo: la verdadera historia de la foto que enseñó Inda en La Sexta Noche–, el rapero ya había compuesto e interpretado numerosas canciones en las que hacía apología del terrorismo y la violencia política en general. Un buen ejemplo de ello es su canción ‘Muerte a los borbones’, que fue uno de los temas que interpretó en aquella gala de La Tuerka celebrada en febrero de 2012.

En esa ocasión interpretó una versión abreviada de dicha canción, que introdujo de la siguiente manera:

La siguiente canción es el nuevo himno de la Guardia Real. Las peores lenguas dicen que Jaime Peñafiel la lleva de politono y Urdangarín, cuando busca chaperos por la M-30, lo lleva puesto en el coche.

La versión breve que Pablo Hasel cantó en la gala de ‘La Tuerka’ es:

Os presento a la familia con más cocainómanos.
Gastando en un vestido lo que ganas en 10 años.
Institución medieval cualquier lógica desquicia, como buscar en el, en el ‘Diario de Patricia’.
Los presupuestos reales nunca han sido transparentes, si eso es democrático, Aznar fue buen presidente.
Multaron a los de El Jueves por una caricatura. A mi ya pueden fusilarme en el Ministerio de Incultura.

La república será fea como la infanta Helena, si es capitalista y no sirve a la clase obrera.
Os invito a odiar a los personajes más caraduras, que adornaron con consumismo una otra puta dictadura.
Deberíamos mandarlos a recoger fruta por 3 euros la hora, a ver como especulan.
Venga, venga, que de ser así De la Vega admitirá que tiene pene y que con España juega.

Juanca, Juanca, no es amigo del pueblo. Sólo de la banca, la justicia está de duelo.
Suelo soñar que vuela por los aires. Eso no es terrorismo, ¡se merece el cielo!
Me da náuseas constantes el reino casposol, donde un farsante es grande por la gracia de Dios.
No me representa esa puta bandera,pon una estrella roja y saca la corona fuera!

Mercenarios los defienden con armas, propaganda, bien pagados ‘pa’ controlar lo que hablan.
Censuran ‘manifas’ en su contra.
La reina Sofía, una listilla que se hace la tonta.
Llegan a una ciudad, se pone todo bonito. Decir lo que son es delito.

Leticia la progre se pasó a la ultraderecha. Hay poco peor que convertir a una arpía en princesa.
Monseñor Rouco Varela bautizó a sus niñas, y ya tiene fantasías pajeras ‘pa’ toda la vida.
Felipe está nervioso porque la falacia de su padre ya no le sirve a él,
Aunque son capaces de hacer que salve la capa de ozono, con tal de que 100 familiares más chupen del trono.

Esto está lleno corruptos. ¿Dónde está la dignidad a diario me pregunto?
Así señoras con pensiones de mierda le pondrían a Juan Carlos lacitos en la verga.
Es el reino de la amnesia, quién recuerda que dice «aguanta la crisis» tras bajarse de su yate.
Vamos, vamos, que si el rey abdica, Mariano Rajoy reconocerá que es marica.

Juanca, Juanca, no es amigo del pueblo, sólo de la banca, la justicia está de duelo.
Me da náuseas constantes el reino casposol, donde un farsante es grande por la gracia de Dios.
No me representa esa puta bandera, pon una estrella roja y saca la corona fuera!
Suelo soñar que vuela por los aires. Eso no es terrorismo, ¡se merece el cielo!

La versión íntegra del tema, bastante más larga, tiene frases mucho más fuertes que la cantada aquel día. Algunas de las frases incluidas en la canción completa son:

Vuelvo a desmontar ese cuento para niños de que «el Rey puso freno al fascismo».
 El Rey hizo lo que más le convenía a su cuenta bancaria y limpió el sable a franco durante demasiados años.

Así que excelentísima Familia Real del Reino de Caspalandia, tarde o temprano recogeréis lo que merecéis: ¡rabia!

Os tendríamos que obligar a decir: «una república popular es lo más sensato y barato».

Aprovecháis éxitos deportivos ‘pa’ haceros propaganda, y colgaros medallas que no habéis ganado vosotros.

Llevo tatuado en mi conciencia: ¡muerte a los Borbones!

Oye, voy a tatuarme la cara del que mate a Jaime Peñafiel ¿me oyes? «Con honda satisfacción»

Fuera la corona, joder.
Ya va siendo hora de la la república popular de obreros.
¡Eeeh! ¡Casposos!
¡Muertes a los borbones!

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Lo más leído