Días después de presumir que tenía sus cuentas en regla y no tener miedo

Monedero reconoce ‘de facto’ que mentía: presenta una declaración de la renta complementaria

Tras negar que defraudara, regulariza el dinero cobrado de Venezuela y otros gobiernos latinoamericanos

Monedero reconoce 'de facto' que mentía: presenta una declaración de la renta complementaria
Juan Carlos Monedero. EP

De nada le ha servido a Juan Carlos Monedero la entrega entusiasta de unos seguidores entregados que, posiblemente convencidos de la sinceridad de sus explicaciones, le jaleaban en la manifestación de la Puerta del Sol del 31 de enero de 2015–[VÍDEO] Monedero, recibido en Sol con gritos de ‘¡Juan Carlos, aguanta!’–.

Dos días antes, en un mitín en Leganés había proclamado que no tenía miedo al ministro de Hacienda y que sus cuentas estaban en regla —Monedero se pone chulo con Montoro: «¿Quieres asustarme? Tengo mis cuentas muy en regla»–. Sin embargo, los hechos demuestran que mintió al hablar de su comportamiento ante la Agencia Tributaria y que su valor ante el fisco no era real.

Tras huir hasta en tres ocasiones de Hacienda para evitar que se le comunicara oficialmente que se estaban investigando sus cuentas —Monedero ha huido ya tres veces de la Agencia Tributaria intentando evitar que le notifiquen la apertura de un expediente por fraude fiscal–, el dirigente de Podemos se ha rendido ante la realidad.

En un acto que en sí mismo supone una confesión de parte, y según informa El Mundo, ha entregado una declaración de la renta complementaria como persona física por los 425.150 euros cobrados de Venezuela y otros gobiernos latinoamericanos por asesorarles —Monedero reconoce su deuda con Hacienda por asesorar a Venezuela–.

Desde el momento mismo en que se conoció que había facturado esa cantidad a través de su empresa Caja de Resistencia Motiva 2, Monedero había defendido que su actuación era correcta. Mantenía esta postura a pesar de que había creado dicha empresa en 2013, cuando realizó los servicios por los que cobraba en 2010. El propio Pablo Iglesias le puso como ejemplo de empresario por pagar sus impuestos en España.

La declaración complementaria que ha presentado Monedero demuestra que, por mucho que dijera Iglesias, Momedero pagó muchos menos impuestos de los que debía. Según la información de El Mundo, abonó al fisco 130.000 euros menos de lo que debía al declarar de forma irregular a través de su empresa. Tan sólo pagó tributos por 70.157 euros, cuando debía haber entregado más de 200.000 euros.

Te puede interesar

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído