Manuel García, el que fuera novio de la hoy candidata a alcaldesa de Ávila, desmonta la versión contada por la política

El espeluznante testimonio que deja a la podemita Pilar Baeza como una fría y sanguinaria asesina

"Pilar disparó primero, dos tiros, y luego yo le rematé porque aún seguía vivo"

El espeluznante testimonio que deja a la podemita Pilar Baeza como una fría y sanguinaria asesina

La historia es para echarse a temblar y no es para menos. La llorosa y quejumbrosa Pilar Baeza, la candidata a alcaldesa de Ávila por Podemos, no es la mujer frágil e indefensa que todos creen.

El que fuera su novio en 1985, Manuel García Gutiérrez, cuenta este 10 de marzo de 2019 en ‘Crónica’ (El Mundo) como acaecieron los hechos que llevaron al asesinato de Manolo López, el hombre que, según la hoy política morada, la había violado.

La historia no fue como aparece en el sumario. Mentimos (Juan Carlos Torres y yo) en la declaración para salvar a Pilar. Fuimos condenados a 30 años de prisión por homicidio premeditado, aunque la sentencia especifica que los ejecutores fueron los dos hombres y que Pilar no participó directamente en el asesinato. Ella, que argumentó como motivo del crimen la venganza porque Manolo López la había violado, facilitó el arma homicida que robó de la armería de Leganés que regentaban sus padres.

Precisa que:

Esa fue la versión que pactamos con el abogado de la familia de Pilar: que estuvimos en una discoteca Manolo, Juan Carlos y yo y que al salir fuimos a un descampado, sacamos la escopeta del maletero, le pegamos cuatro tiros a Manolo, dos cada uno, y lo tiramos a un pozo. Pero en verdad lo llevamos al chalet de los padres de Pilar, en Chapinería, para aclarar lo de la violación. Allí estaban ella y sus padres. Manolo y yo nos empezamos a pegar y ella (Pilar) fue la que disparó primero, dos tiros. Después yo cogí la escopeta y lo rematé porque aún estaba vivo. Y Juan Carlos le metió el cuarto tiro. Después, el padre, Diego Baeza, nos dijo que había un pozo que conocía donde podíamos tirar el cuerpo…

Esta es una historia que mira a un crimen pasado, de 1985, y que aporta una nueva versión, la del asesino, que cambiaría la que aparece en la sentencia. Según Manuel García, su ex novia, la ahora política Pilar Baeza, no sólo fue la «instigadora» del crimen.

«Ella disparó primero», cuenta Manuel 34 años después. Un nuevo relato que podría causar mucho dolor. Si no que se lo pregunten a la familia de Manolo López. «Él no violó a Pilar como se ha dicho, eso es mentira. No se puede pronunciar la palabra violador en el momento en el que hay una sentencia que dice que no fue así. Tuvieron mucho tiempo para buscar una estrategia y soltar eso como motivo», manifiesta Juan Carlos, el hermano mayor de Manolo. Porque los asesinos tardaron tres meses en confesar el crimen. El mismo tiempo que la policía tardó en encontrar el cadáver al fondo de un pozo junto a unas casas en ruinas a la altura del kilómetro 29 de la carretera C-501.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído