El presidente de la Generalitat reconoce que convocará elecciones anticipadas

Artur Mas: «[Los catalanes] vivimos en una condición de inquilinos de un casero hostil»

Dice que las elecciones son la alternativa si no se le permite celebrar su referéndum independentista

«Nosotros vivimos en una condición de inquilinos de un casero hostil (el Estado español). Simplemente no aceptamos ya estas condiciones, son injustas. Nuestra autonomía está en condiciones de gran debilidad».

Nostros significa ‘los catalanes’ y es lo que asevera Artur Mas en una entrevista al diario italiano La reppublica.

El presidente de la Generalitat reconoce que convocar unas elecciones anticipadas es la alternativa que se plantea si el Gobierno de Mariano Rajoy y el Estado español no permiten celebrar la consulta soberanista catalana el 9 de noviembre de 2014.

En la entrevista, Mas admite que Cataluña necesitaría encontrar un «régimen transitorio» que le permitiera no salir de la Unión Europea (UE) en caso de una posible independencia de España, y asegura que su intención es la de dejar «pronto» la política.

«El referéndum se hará y los catalanes ganarán. Veréis. Como alternativa, iremos a elecciones anticipadas. Creo que por poco tiempo, después, tendré que seguir (al frente). No será fácil, pero para nosotros nada ha sido fácil. Nunca».

La entrevista fue realizada el día de Nochebuena en Barcelona.

«Personalmente solo tengo desventajas. Solo grandes problemas. No pienso en mí. Es más, creo que dejaré pronto la política. Como máximo estaré otro mandato, si se dan las condiciones, para llevar adelante el proyecto. Quiero volver a mi vida. Lo que hago lo hago por un proyecto colectivo de futuro en el que me he comprometido. La política no me entusiasma. Me cansa, pero es necesaria».

Mas asegura que los catalanes quieren «ser respetados» y que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no lo hace, y reconoce que la idea de la celebración de la consulta de autodeterminación en Cataluña es un asunto que incomoda en la UE.

«Las presiones son fuertes. Los Estados soberanos no quieren problemas si los pueden evitar. Habrá el precedente de Escocia, que votará antes que nosotros. Después vendrá Cataluña. También he considerado que en un momento inicial, entre el referéndum y la proclamación de la independencia, podríamos quedarnos fuera de Europa. No del euro, de la Unión».

«Sería una lástima, porque nosotros queremos seguir en la UE. Sería necesario encontrar un régimen transitorio para evitar la expulsión de la UE. De todos modos, solicitaremos un reingreso. Nosotros queremos estar en el euro, en la Unión, en (el área de libre circulación sin fronteras) Schengen y en la OTAN».

El presidente catalán cree que la independencia no provocaría una pérdida de apoyo del sistema bancario, pues los bancos españoles tienen el 20 por ciento de su mercado en Cataluña y «los catalanes tiene 28.000 euros de renta per cápita, como los alemanes».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído