ERC denuncia que Coca-Cola etiquete en islandés y no en catalán

Joan Tardá: “El político que dé la espalda al pueblo catalán, lo pagará»

El diputado independentista saca una lata de este refresco en el Congreso como ejemplo del "desprecio y discriminación al catalán en Europa"

Joan Tardá: “El político que dé la espalda al pueblo catalán, lo pagará"
Joan Tardà. PD

El dirigente catalán dice que ERC no da especial importancia a las diferentes declaraciones de CiU sobre la consulta soberanista en Cataluña

Aparentemente en ERC no se le da especial importancia a los distintos discursos que surgen de CiU con respecto al proceso soberanista de Cataluña.

«Eso es política», ha respondido el portavoz adjunto de ERC Joan Tardà ante declaraciones diferentes de miembros del gobierno de la Generalitat y de Uniò en relación a Convergencia.

¿Hay vértigo en CiU y de ahí el cierto parón en la hoja de ruta independentista? Esta es la pregunta que se formula a Tardà, en una entrevista en Los Desayunos de TVE.

«Yo de lo que me fío es el pueblo catalán y el político que quiere darle la espalda lo pagará».

Y añade:

«Si los políticos no son unos traidores, harán caso a la ilusión colectiva que hay en el pueblo de Cataluña».

LA COCA-COLA INDEPENDENTISTA

Los nacionalistas mantienen su ofensiva para conseguir que las grandes marcas con sede en Barcelona etiqueten sus productos en catalán, algo que no tienen ninguna obligación de hacer, pues la ley establece que basta con que se informe a los consumidores en una de las lenguas oficiales del Estado.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) intensificó este 11 de febrero de 2014 su presión hacia Coca-Cola, una de las compañías que está recibiendo más coacciones políticas para que etiquete en catalán.

Durante el debate este martes en el Congreso de los Diputados de una enmienda del Grupo Popular a la nueva Ley del Consumidor, Joan Tardà sacó una lata de este refresco y denunció lo que para él es «un desprecio a la lengua catalana».

Según señaló, ninguno de los castellanoparlantes permitiría que hicieran con su lengua lo que se hace con la catalana, «ignorarla e incluso en el ámbito del consumo».

El republicano catalán denunció que Coca-Cola etiquete en islandés, «una lengua hablada por menos de 300.000 personas, pero en catalán no», como ejemplo de que esta lengua sufre una discriminación «particular» en Europa.

Y eso que Coca-Cola, dentro de la campaña de personalización de las latas con nombres, también los puso en catalán.

Sin embargo, parece que no es suficiente y tanto ERC como diferentes plataformas están intentando que también se ofrezca en la lengua de Espriu la información de ingredientes, composición, etc, algo que la multinacional no ve necesario, ya que la rotulación en castellano, el idioma oficial del país, sirve para todos los consumidores en cualquier territorio del Estado español.

Hay que recordar que Cobega, la empresa envasadora y distribuidora única de Coca-Cola en España, se ha trasladado recientemente de Cataluña a Madrid ante los planes separatistas de Artur Mas. La empresa tiene ahora su sede social y operativa en la capital española ante la preocupación por el marco jurídico incierto que comienza a tener la comunidad autónoma catalana unido al miedo a posibles boicots comerciales.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído