El PSOE da por hecho que perderá la primera votación donde necesita mayoría absoluta

Las cábalas que hace Susana Díaz de cara a su complicada investidura como presidenta

La socialista sigue convencida de que será presidenta con mayoría simple

Las cábalas que hace Susana Díaz de cara a su complicada investidura como presidenta
La socialista Susana Díaz. AD

El camino de Susana Díaz a la Presidencia de la Junta de Andalucía pasa, indefectiblemente, por los cálculos matemáticos. Para que el Parlamento la nombre presidenta necesita mayoría absoluta en una primera votación, la cual se celebraría entre el 16 y el 30 de abril.

Pero el PSOE sólo tiene 47 diputados, lo que significa que necesita del apoyo de otros grupos para lograr los 55 que suponen la mayoría de la cámara. Y no hay ningún grupo político de los que estarán presentes en la X Legislatura que ahora comienza que esté dispuesto a dar su apoyo a Susana Díaz… al menos en esta primera votación.

Como explica Stella Benot en ‘ABC‘ este 26 de marzo de 2015, 48 horas después de la primera se celebrará una segunda votación que supone un cambio sustancial, ya que el candidato a la Presidencia de la Junta sólo debe obtener mayoría simple, es decir más votos afirmativos que negativos.

Y aquí es donde está ya negociando Susana Díaz en una la ronda de contactos que va a celebrar este mismo jueves en San Telmo con todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

En este contexto, Susana Díaz podrá ser presidenta si obtiene el apoyo de Ciudadanos, que tiene 9 diputados, porque sumarían 55 votos a favor.

También sería presidenta si el PP (con 33 diputados) se abstiene en la segunda votación ya que los votos favorables serían 47 (los del PSOE) y en contra los de Ciudadanos, Podemos e IU, en total, 29 votos contrarios.

Otra opción sería que un grupo parlamentario como el PP (33 diputados) o varios (Podemos más Izquierda Unida) que suman 20 diputados se ausentasen de la votación, con lo que sus votos no computarían y Susana Díaz lograría ser investida presidenta con los votos a favor del PSOE, 47 y muchos menos votos en contra.

¿Qué piensan hacer los demás partidos?

Por ahora, los diferentes grupos se han manifestado de manera más o menos clara sobre su postura de cara al pleno de investidura que se llevará a cabo el próxima día 16 de abril.

El más rotundo ha sido el Partido Popular, que manifestó que el grupo popular votaría en contra de la investidura de Díaz.

De otro lado, Izquierda Unida aún baraja la posibilidad de abstenerse o votar en contra. El voto a favor de los que fueran aliados de Díaz en la anterior legislatura no bastaría a la socialista para alcanzar la mayoría necesaria.

Mientras, Podemos aún no tiene definida su posición. Si bien supeditarán su apoyo a que Díaz acoja medidas «irrenunciables» de su programa electoral, el partido de Teresa Rodríguez esperará a la reunión de este jueves en San Telmo para concretar su decisión.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído