"No parece razonable el que pueda saber dónde están las patrullas policiales"

La DGT limitará el uso de apps ‘chivatas’ como Google Maps o Waze para evitar que se avise de controles policiales

Pere Navarro pide cambiar la ley para evitar que las aplicaciones informen la ubicación de controles de carretera  

La DGT limitará el uso de apps 'chivatas' como Google Maps o Waze para evitar que se avise de controles policiales

El 50% de las denuncias de la DGT es por un uso indebido del teléfono móvil en el coche. Es la infracción más cometida y Tráfico recuerda que su peligrosidad puede llegar a ser equiparable a conducir bajo los efectos del alcohol.

Los conductores se las ingenian para evitar lo máximo posible los controles o radares de los cuerpos de seguridad del estado desde siempre.

No obstante, ahora cuentan con un aliado tecnológico que les ayuda y que no gusta nada en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Es aquí donde llegan como protagonistas, aplicaciones como Waze, una red social de conductores donde comparten la ubicación de radares móviles o controles policiales al mismo tiempo que hace de navegador, o Google Maps, donde también se puede avisar de la presencia de un control.

Estas dos son las más utilizadas, pero en Google Play o Apple Store se pueden encontrar otras aplicaciones con el mismo objetivo: evitar un disgusto en forma de multa a los conductores.

La DGT es transparente respecto a la colocación de ciertos radares, pero busca evitar que los conductores utilicen mecanismos adicionales para alertar de su presencia.

Pere Navarro, director de la DGT, ha avisado durante la Semana de la Movilidad en A Coruña, su voluntad de «impedir, dificultar o limitar» el uso de ciertas aplicaciones al volante. En concreto, la DGT pone el foco en aplicaciones como Waze, Social Drive o Google Maps.

Más allá de la distracción, ¿por qué la DGT quiere prohibir estas aplicaciones? estos servicios permiten avisar de la presencia de radares y controles policiales. Una práctica que según la DGT, bordea la legalidad y debería limitarse.

Más receta comunista

El Gobierno también ha presentado el Anteproyecto de la Ley de telecomunicaciones, dentro del cual se refleja por primera vez la intervención de servicios OTT (Over The Top) como WhatsApp o Telegram para difundir mensajes en el caso de situaciones excepcionales.

Es así como el Gobierno de Sánchez podrá asumir la gestión directa o intervenir las redes y servicios de comunicaciones electrónicas con carácter excepcional y transitorio si hay riesgo para el orden público, la seguridad pública o a la seguridad nacional.

Pero, ¿qué supondría esto? El Gobierno podría acudir a las plataformas de mensajería para que emitiesen una comunicación a las personas que utilizasen estos servicios.

El anteproyecto de ley de Telecomunicaciones transpone esa directiva a la legislación española, según la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, y también contempla «con carácter adicional y excepcional» que otro tipo de servicios, en este caso plataformas que funcionan independientemente de la numeración, pudiesen contribuir también.

Refleja por primera vez que «esta facultad sólo se podrá ejercitar respecto de los proveedores de servicios de comunicaciones interpersonales independientes de la numeración cuando tengan asignada la obligación de transmitir alertas públicas en caso de grandes catástrofes o emergencias inminentes o en curso».

A este respecto, para muchos no queda claro aún qué es una emergencia inminente o en curso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído