Un polémico perfil facilita encuentros virtuales para que luego viajen a Siria para unirse al Estado Islámico

Se busca en Twitter adolescentes fanáticas para casarse con asesinos yihadistas desmotivados

@JihadMatchmaker no se ha cerrado de momento porque no hay pruebas de su vinculación con grupos terroristas...

Se busca en Twitter adolescentes fanáticas para casarse con asesinos yihadistas desmotivados
@JihadMatchmaker Twitter

La cuenta @JihadMatchmaker sigue operativa porque no haysuficietes pruebas que indiquen que se trata de un lugar de ‘reclutamiento’ de mujeres para los asesinos del Estado Islámico, aunque ya se andará si llega el caso.

Aunque para muestra un botón: Yusra Hussien, británica de 15 años, ha puesto sin embargo tras la pista tras haber viajado a Turquía junto a una amiga de 17 para cruzar a Siria, donde se casó con un terrorista del ISIS. Lo conoció a través de mensajes directos en tal lugar.

Según una información de ‘Infobae’, SU madre, Safiya Hussien, denunció que la adolescente había conocido a su futuro esposo a través de esa cuenta de Twitter, que se propone expresamente hallar esposa para los yihadistas.

«Casamentero Yihad está para unir a aquellos que buscan casarse en Siria de forma islámica. Ayudar a los musulmanes es el objetivo. Mensajes directos. Sin fotos»,

dice la cuenta en su descripción.

CADA VEZ MÁS CASOS

Los casos de mujeres europeas que vienen de familias musulmanas moderadas, pero dejan todo para unirse a la yihad islámica, son cada vez más comunes.

Uno de los más resonantes hasta ahora fue el de Aqsa Mahmood. Era una típica adolescente británica de familia acomodada. Había leído con emoción los siete libros de Harry Potter, escuchaba Coldplay y estaba enamorada de Zac Efron.

Sin embargo, tras atravesar una crisis de identidad bastante común en la adolescencia, comenzó a consumir la propaganda terrorista en internet, y todo cambió. El 14 de noviembre de 2013, cansada de quedarse fuera de lo que entendía que era la guerra santa con la que había llenado su cabeza los meses anteriores, decidió partir hacia

Siria para luchar

En enero de 2014, sólo dos meses después de llegar, se casó con un militante del ISIS. Actualmente vive en Raqqa, una de las ciudades controladas por la organización terrorista.

Desde entonces, utiliza las redes sociales para difundir las ideas del grupo, promocionar la realización de ataques en todo el mundo y glorificar las decapitaciones de prisioneros, como la de James Foley.

Y deja un mensaje escalofriante.

«Si no puedes ir al campo de batalla, lleva el campo de batalla a donde te encuentres».

Acto seguido, llama a seguir el ejemplo de la Masacre de Boston y del 11 de septiembre.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído