¿Es ético que el presentador se lucre confesando una enfermedad mental?

Jorge Javier Vázquez y la depresión: un arma de doble filo

“Para qué vas a contar cómo te sientes si encima te van a echar en cara tu tristeza”

Jorge Javier Vázquez y la depresión: un arma de doble filo

Jorge Javier Vázquez ha confesado que se medica contra la depresión. Hasta ahí todo bien. Está en su derecho y puede ayudar a visibilizar y normalizar las crisis mentales. El problema no es el qué, es el cómo. Verle posando para Lecturas en el sofá de su casa a lo Isabel Preysler mientras se vanagloria del bien que ha hecho su confesión, es como mínimo chocante y puede que contraproducente.

Jorge Javier volvió a pasar por el quirófano hace un par de semanas y contó cómo se sentía en televisión, en exclusivas y en su blog personal de Lecturas. Ya descansando en casa, la revista le dedicó una portada en la que confesaba estar pasando por una depresión por lo que se estaba medicando.

Jorge Javier Vazquez.

Curioso que a estas alturas sea noticia que alguien tome antidepresivos pero lo fue. Él parecía encantado con el ‘revuelo’ (si es que lo hubo) y a partir de ahí lleva varios posts dedicados al asunto.

Jorge Javier parece creer que ha sido el primero en salir del armario de las enfermedades mentales y se da palmaditas en la espalda al decir que le han agradecido en redes sociales su confesión.

Este 26 de diciembre de 2019, el catalán ha publicado otro texto en su blog y lo ha acompañado con una de esas poses tan suyas, sacando morritos y  sentado en el sofá (menos mal que esta vez no está en bata, sobre una manta de piel y acurrucado  junto a sus galgos).

Vázquez , como decíamos, vuelve a ‘sorprenderse’ de lo importante que es y de lo mucho que ha ‘influído’ en los demás su confesión:

Desde que en las páginas de esta revista confesé la semana pasada que me estaba medicando contra una depresión he recibido cientos de mensajes de ánimo. Mensajes llenos de cariño y de amor empujándome a seguir y a no venirme abajo. Todos y cada uno de ellos han cumplido su objetivo: sentirme muy querido y recoger fuerzas para seguir luchando.

Pero , tal y como escribe Vázquez, aún hay mucho tabú sobre el tema de la depresión:

Gente que se siente incomprendida porque no se ve con fuerzas para compartir sus sentimientos por temor a que la tilden de caprichosa. “De qué te quejas si lo tienes todo” suele ser una de las frases más recurrentes en estos casos. Y también la que más daño suele hacer porque te produce una impotencia terrible. Y te lleva a aislarte y a hundirte en la soledad, porque para qué vas a contar cómo te sientes si encima te van a echar en cara tu tristeza.

Tiene razón en todo. En todo. Pero debería tener cuidado. Su imagen y la forma que tiene de hablar de este tema puede interpretarse como frivolización.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído