El presidente de Grup Met reconoce que podrían dotar de miles de pruebas semanales a los españoles

«Esto es un escándalo»: Ana Rosa, indignada al conocer que el Gobierno ignora a los productores de test del COVID-19 españoles

Esto es un escándalo”.

Así de contundente fue Ana Rosa Quintana al conocer que desde el gobierno de Pedro Sánchez se ha ignorado a empresas españolas especializadas en la realización de test para la detección del coronavirus.

En ‘El programa de Ana Rosa’ de este martes 7 de abril, el presidente de Grup Met reconoció que su firma podría dotar de miles de pruebas semanales a los españoles, pero que el PSOE y Podemos han rechazado su ayuda en la lucha contra el COVID-19.

El presidente del operador de kits de diagnóstico, Francesc Maristany, ha indicado a Ana Rosa Quintana que “nos dirigimos a Presidencia del Gobierno y nos escucharon, pero poca cosa más”, una situación que se vivió mientras que el gobierno de Pedro Sánchez perdía tiempo y recursos en la adquisición de test de diagnóstico en China, que sólo han destacado por carecer de licencias y por estar defectuosos.

Con la reconocida presentadora aún impactada, Maristany agregó que el Presidente de Cataluña les llamó hace tan solo 24 horas para interesarse por su trabajo.

Fue entonces cuando Ana Rosa Quintana explotó: «esto es un escándalo», visiblemente indignada tras conocer que nadie compraba estas pruebas en España a pesar de estar disponibles.

Aunque ninguna Comunidad les ha llamado, reconoce que solo se han ofrecido directamente al Presidente de Cataluña y al Gobierno de España.

Además, ha asegurado que el número de pruebas de las que habla el Gobierno para testar a la población son escasísimas. 

Ventas en el exterior

Desde que empezó la pandemia del coronavirus, desde Grup Met han enviado hasta 20 millones de tests PCR a más de 30 países, entre los cuales no está España, ya que el PSOE y Podemos no han mostrado interés en apostar por la empresa catalana.

¿Y por qué? «No porque nosotros no hayamos contactado con todo el mundo de aquí», se defiende Maristany, sino porque «no nos hacen caso».

Los PCR son los tests para detectar el COVID-19 con un 95% de fiabilidad, y los que distribuye Grup Met se fabrican en Corea del Sur y en Singapur, y su precio ronda los 30 dólares por prueba.

Como se conoce, España prefirió comprar los kits de presunción, que son más baratos y se hacen en China, y fueron el foco de la polémica.

Al parecer todo apunta al interés de gastar lo menos posible, ya que los test comprados por el gobierno de Pedro Sánchez solo tienen una fiabilidad del 30 o el 35%, pero también tienen otra importante diferencia: solo cuestan entre entre 5 y 7 dólares la prueba.

Ante esta polémica, Maristany asegura que «sorprende que no se contacte con nosotros y en cambio contacten con otros sin certificaciones».

En este sentido, se queja de que «eso demuestra que estas decisiones no las está tomando quien las tiene que tomar, las toman políticos cuando las tendrían que tomar especialistas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído