Barataria

Antonio López

Productividad en las empresas tras el COVID-19

Muchas empresas han visto en el teletrabajo un aumento de la productividad, pero no es oro todo lo que reluce.

teletrabajo en casa

Las empresas están viendo en el teletrabajo un reclamo importante para mejorar su productividad y, sobre todo, mejorar los costes de producción. A continuación puedes ver las ventajas y desventajas de teletrabajar para los propios empleados.

 

En un año tan anómalo y salvajemente catastrófico para algunas empresas que han tenido que bajar la persiana o paralizar su producción hasta tiempos mejores, otras han descubierto una buena forma de mejorar la productividad y reducir gastos con el Teletrabajo.

Recordemos que el teletrabajo no es trabajar desde casa. El teletrabajo es trabajar a distancia, desde cualquier lugar que, podemos hacerlo desde casa, o desde un hotel, una oficina, un coworking, una biblioteca… Lo cierto es que se ha confundido el termino trabajar desde casa con teletrabajo. Por ello es conveniente aclarar este concepto.

Como decía, muchas empresas han encontrado una vía para obtener una mayor productividad de sus empleados si no se encuentran en sus instalaciones. Pero no es oro todo lo que reluce. El teletrabajo se debe hacer de una forma muy metódica, teniendo en cuenta unas reglas de juego que tienen que quedar claras al principio. Sobre todo, en el apartado de confianza. Obviamente la empresa tiene que poner los recursos para que el empleado pueda ejercer de la misma forma desde su casa, pero también debe invertir en herramientas de control, donde se verifiquen los objetivos que el empleado debe conseguir. Todo esto nos lleva de forma más clara a un proceso laboral de dirección por objetivos, donde el empleado pueda cobrar según su rendimiento, y no tener un tope en positivo pero que tampoco sea un lastre para la empresa.

 

Si el empleado realiza trabajos administrativos, el tipo de control que podrá la compañía irá dirigido al control horario (horas de trabajo realizadas). En el caso de que ese administrativo sólo haga ejercicios de añadir facturas, albaranes y otros documentos al CRM o al ERP, se le podrá contabilizar también el trabajo que hace y poder asignar salario extra por mejorar su rendimiento superando los objetivos.

A veces los objetivos son difícilmente cuantificables, por tanto, es complicado establecer dirección por objetivos, pero si que se puede trabajar por proyectos completos. Por ejemplo, un ingeniero que trabaje creando proyectos industriales o de telecomunicaciones, se les puede calificar por proyectos completos.

Dejando a un lado la dirección por objetivos, creo que para que las empresas obtengan una mejora de productividad se necesita armonizar las tareas y confiar el trabajador en la empresa y la empresa en el trabajador.

Ventajas del Teletrabajo para el trabajador.

Hemos hablado de productividad para la empresa, pero para el trabajador también hay ciertas ventajas que son merecedoras de comentar:

  • Puedes teletrabajar donde quieras. Tanto si estás en casa como si estás en otro lugar, no hace falta que te desplaces a tu centro de trabajo. En épocas estivales donde la familia se traslada a la residencia de verano, puedes seguir trabajando desde allí.
  • No coges el coche ni metros ni autobuses. El desplazamiento es cero. Por tanto, el trabajador tendrá un ahorro en combustible o en transporte público.
  • No hay atascos. Uno de los problemas fundamentales a los que se enfrente el trabajador diariamente son los accesos al trabajo. Habitualmente se encuentra con atascos que pueden hacer que llegue tarde al trabajo, lo que provoca situaciones de estrés adicional para el trabajador que tiene que sumar al estrés diario.
  • No madrugas más de lo necesario. Si el trabajo lo tienes en casa, no hace falta que te levantes 2 horas antes para trabajar. Puesto que está en la habitación de al lado. Te ahorras los madrugones por lo que comenzarás la jornada mucho más descansado.
  • No tienes que aguantar a compañeros que no quieres. Para los que la compañía en el trabajo les resulta desagradable es la mejor opción. No tienes que aguantar ninguna situación de enfrentamientos, ni gracietas, ni bromas cara a cara. Todo es mucho más pragmático.
  • No tienes que gastar en comidas fuera. Tanto para tomarte el café, o para el almuerzo, no hace falta que comas fuera, ya que estás en casa.

 

A priori, y viendo los puntos anteriores parece que son ventajas por todos lados, pero también tenemos algunas desventajas.

Desventajas del teletrabajo para el trabajador

  • No está – no ve a sus compañeros. Algunos trabajadores necesitan trabajar en equipo, y el no tener cerca a algunos compañeros puede ser un problema. Sobre todo, para aquellos que están comenzando en la empresa o son noveles y necesitan el apoyo de los compañeros o de los superiores.
  • Dificultad para concentrarse. Es uno de los principales problemas. El estar en casa teletrabajando puede producir que tu cabeza no asimile que estás en el trabajo y no puedas concentrarte como es debido. Para esto, lo mejor es tener una habitación dedicada sólo al trabajo. De esta forma ayudará a concentrarse en el mismo y evitar tareas adicionales de casa.
  • Las tareas de casa no son trabajo. Cuando trabajas en casa debemos asumir que estamos trabajando, que alguien nos paga porque estemos delante del ordenador trabajando. Pero no nos paga por estar haciendo la cama, o poniendo la colada, o fregando el suelo. Esto lo dejaremos para momentos en los que no estamos trabajando.
  • Hacer tareas de casa en los descansos. En el trabajo se realizan descansos para el desayuno y para el almuerzo. Obviamente en los centros de trabajo el descanso es descanso, no te pones a hacer otras tareas. En casa a menudo usas los descansos para realizar tareas de la casa no realizadas. Situación que hay que evitar la máximo.
  • Difícil desconectar cuando no trabajas. Cuando tu casa es tu vivienda y además tu centro de trabajo tienes que diferenciar muy bien los momentos en los que estás trabajando y los momentos en los que estás en casa sin trabajar. Por tanto, es conveniente que tengas muy controlada tu jornada laboral para que descanse tu cabeza y tu cuerpo.
  • Jornadas laborales interminables. Esto va enlazado a la anterior. Si tu jornada laboral termina a las 6 de la tarde, no puedes estar trabajando hasta las 8 porque estás en casa y no sabes que hacer. Estás regalando tu tiempo a la empresa.
  • Difícil demostrar trabajo que no se hace. Al no estar físicamente no se está viendo a la persona en el trabajo, y por tanto no se ven ciertos comportamientos, por lo que solo se pueden analizar resultados.
  • Reportes complicados. Una de las acciones que hay que realizar en el teletrabajo es hacer reportes diarios, o semanales de todo lo que se ha hecho en la jornada laboral. Esto te puede llevar un tiempo interesante que, a menudo, lo contamos fuera de la jornada laboral.

De una forma o de otra, el teletrabajo es rentabilidad, en todos los sentidos. Mejorando algunos conceptos y situaciones que se pueden dar, aumenta la productividad de las empresas, la situación laboral de los empleados y, sobre todo, su calidad de vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio López

Soy Consultor SEO y Analista Web con más de 14 años de experiencia en proyectos de Marketing Digital y Reputación Online. Fundador de www.elblogdelseo.com y www.seostar.es. Periodista de vocación e Ingeniero de Teleco por convicción.

Lo más leído