VÍDEO VIRAL

Las 10 cosas que los españoles hacemos mal todos los días

Más información

Nadie es perfecto y todos cometemos errores, pero lo tremendo es que hay cosas que hacemos mal todos los días.

Muchas veces no nos damos ni cuenta.

Hablamos de los españoles, pero quizá sirva de consuelo que algo similar les pasa a franceses, italianos, alemanes, británicos e incluso a los portugueses.

Muchas veces, la pifia es consecuencia de la falta del tiempo y las premuras. Otras, la mayoría, de puro y simple desconocimiento.

El caso es que cotidianamente y de forma sistemática realizamos cabo tareas básicas de forma errónea.

La tradicional forma de abrir un bote (intentando girar su tapa con la mano) es errónea.

Por el contrario, lo que hay que hacer es introducir la punta de un cuchillo entre la tapa y el cristal para que el interior del tarro tome aire. Eso hace que la tarea sea mucho más sencilla.

Tampoco sabemos bebernos un refresco directamente de la lata con pajita.

Lo correcto es darle la vuelta a la anilla, introducir la pajita por el agujero superior, y que esta haga de soporte.

En el tema de la comida parece que no estamos sembrados.

La mejor forma de servir patatas «chips» no es arrojándolas sobre un plato, sino formando un cubo arrugando la bolsa.

De esta forma, evitaremos tener que lavar posteriormente un recipiente.

Un escollo habitual es el papel de aluminio, el papel de plata de toda la vida. Los envoltorios en los que se vende están preparados para segarlo sin problemas y sin necesidad de sacarlo de la caja.

Error típico llega al abrir un tetrabrik y servirnos su contenido: hay que darle la vuelta para evitar que salpique) .

La pifiamos al pelar ajos, tarea que se puede realizar sin necesidad de ensuciarse las manos metiéndolos en un bote y, posteriormente, agitándolo.

Servir palomitas tampoco es algo que hagamos bien. Usualmente, solemos buscar una por una las semillas para quitarlas, cuando lo mejor es abrir un poco la bolsa y agitarla para que éstas salgan sin dificultad alguna.

Finalmente, tras realizar todas estas tareas tendremos que lavarnos las lavarnos las manos, pero no de la forma habitual, sino sacudiéndolas previamente hasta una docena de veces antes de que pasen por el papel.

De esta forma, se evita el exceso de humedad.

Sin embargo, no solo nos equivocamos cuando nos encontramos en la cocina, sino que tampoco sabemos atarnos los cordones correctamente o, incluso, asegurar dos cables enchufados entre sí para que no se separen. En este caso, lo mejor es hacer un nudo previamente.

Para enfriar una bebida rápidamente, basta envolverla con una toalla de papel húmedo y colocarla en el refrigerador. ¡En tan solo 15 minutos estará fresca!

Por no hacer bien, no hacemos correctamente algo tan aparentemente sencillo o natural como defecar en el cuarto de baño o ducharnos, pero eso ya lo explicaremos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído