El líder del PP está convencido de que el escenario más probable es el de nuevas elecciones

Mariano Rajoy propone implantar en España jornadas laborales hasta las seis y el horario de Portugal

El presidente en funciones lanza nuevas promesas como cambiar el huso horario, y justifica el exceso del déficit

Mariano Rajoy propone implantar en España jornadas laborales hasta las seis y el horario de Portugal
Mariano Rajoy, líder del PP y Presidente del Gobierno. David Mudarra.

Ha presentado a la alianza entre el PSOE y Ciudadanos como un "pasaporte" al pasado, a "la peor herencia que nadie dejó a nadie"

Por fin se ha despertado. Despues de tres meses de aparente ‘siesta’ política, Mariano Rajoy vuelve al primer plano decidido a tomar la iniciativa,  ganar en las urnas y volver a ungirse como presidente, para dirigir durante optyrso 4 años los destinos de España.

Convencido de que el escenario más probable es el de nuevas elecciones en junio, el presidente en funciones, metido de lleno en campaña, ha lanzado hoy una popular promesa electoral:

«Vamos a consensuar un acuerdo para lograr una jornada laboral que con carácter general finalice a las 18 horas».

Eso es parte del mensaje que ha lanzado Rajoy este 2 de abril de 2016, en la clausura de la convención sobre el pacto por los servicios sociales en Sevilla.

El líder del PP no ha detallado más de esta propuesta, que no incluía en el programa con el que se presentó a las elecciones del pasado 20 de diciembre y que se incorporará al nuevo programa si finalmente hay elecciones en junio.

El vicesecretario de Sectorial del partido, Javier Maroto, ha admitido que para materializar esa promesa habría que llegar a un acuerdo con los partidos y los agentes sociales, modificar normativas y convenios colectivos. La medida no afectaría a los servicios públicos y a empresas cuyos ritmos productivos requieran tener turnos nocturnos.

Rajoy ha lanzado también otras cuatro propuestas electorales: cambiar el huso horario para que España tenga el mismo que Portugal y Reino Unido ; crear un banco de horas en las empresas para que los padres puedan conciliar -ir a reuniones del colegio y otras tareas-, crear un sello con incentivos fiscales para las empresas que tengan guarderías o faciliten el teletrabajo y ampliar en diez días más el permiso para los padres o hijos con alguna discapacidad.

Propuestas muy parecidas en el pacto PSOE- Ciudadanos

De estas cinco propuestas, cuatro se recogen en términos idénticos o muy parecidos en el pacto de 200 medidas firmado por el PSOE y Ciudadanos el pasado 24 de febrero. Dicho documento proponía la recuperación del huso horario GMT y el establecimiento en las empresas de «créditos de horas para la atención de responsabilidades personales y de cuidado».

En cuanto a la duración de la jornada laboral, una resolución de la secretaría de Estado de Administraciones Púbicas del año 2012 ya dictaba instrucciones para que la jornada del personal al servicio de la Administración General del Estado y sus organismos públicos finalizaran la jornada general de trabajo a las seis de la tarde.

En su pacto, PSOE y Ciudadanos pedían de hecho, que se garantizara el cumplimiento de esa resolución y que con carácter general se promoviera «la incorporación en la negociación colectiva de medidas relacionadas con la racionalización de los tiempos y las jornadas laborales».

Finalmente, el pacto proponía crear un portal web con información sobre buenas prácticas de flexibilidad laboral en el que se exponga un listado con las empresas adheridas al Sello Horario laboral.

Una propuesta muy parecida al sello que ha propuesto hoy Rajoy para las compañias que faciliten la conciliación.

Pese a la coincidencia de algunas de las propuestas, que el PP no llevaba en el programa electoral con el que se presentó a las elecciones del pasado 20 de diciembre, el presidente en funciones ha dedicado buena parte de su intervención a atacar ese pacto, al que se ha referido en todo momento como «el programa electoral del PSOE y Ciudadanos».

«Es un torpedo, contra la creación de empleo y con las cosas de comer no se juega y por eso nosotros no apoyaremos nunca un programa que quiere que España vuelva al borde de la quiebra y del rescate».

Una evidente alusión al pacto entre Sánchez y Rivera.

Durante su intervención, de más de 45 minutos, Rajoy se ha remontado en numerosas ocasiones a 2011 recuperando el argumento de la herencia recibida, que ha aprovechado también para justificar el exceso de déficit.

«En cuatro años lo bajamos cuatro puntos, con dos años de recesión. ¡Quienes nos dejaron en 2011 el mayor déficit público de la historia, en el 9%, se quejan ahora de que lo hayamos bajado al 5%!».

El presidente ha asegurado que hay que «seguir haciendo reformas y controlando el gasto público» y ha presentado a la alianza entre el PSOE y Ciudadanos como un «pasaporte» al pasado, a «la peor herencia que nadie dejó a nadie».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído