Es más rápido y más amplio geográficamente que ningún cambio ocurrido en los dos últimos milenios

El calentamiento global que sufrimos estos días no tiene precedente en los últimos 2.000 años

El calentamiento global que sufrimos estos días no tiene precedente en los últimos 2.000 años

El calentamiento global o cambio climático es el aumento observado en más de un siglo de la temperatura del sistema climático de la Tierra y los efectos de aquel aumento según wp.​ Múltiples líneas de pruebas científicas demuestran que el sistema climático se está calentando.​​ Muchos de los cambios observados desde los años 1950 no tienen precedentes en el registro instrumental de temperaturas que se extiende a mediados del siglo XIX ni en los registros proxy paleoclimáticos que cubren miles de años.​

Es más veloz y más extenso que ninguna variación ocurrida en el clima del planeta en dos milenios, según recoge el autor original de este artículo Matt McGrath en BBC News y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

El calentamiento global de las últimas décadas no tiene paralelo con eventos de cambios climáticos anteriores como la llamada «Pequeña Edad del Hielo», según tres nuevos estudios.

Los investigadores analizaron evidencia de períodos destacados en la historia climática de la Tierra en los últimos 2.000 años.

Uno de ellos es el «Período Romano Caliente», en el que se registraron temperaturas inusualmente altas en Europa entre los años 250 y 400.

Otro ejemplo es la «Pequeña Edad del Hielo» en la que la temperatura descendió durante siglos luego del año 1.300.

Estos eventos son considerados por quienes niegan el cambio climático antropogénico (causado por la acción humana). Su argumento es que el planeta se calentó y enfrió en diferentes períodos, y por lo tanto el calentamiento a partir de la Revolución Industrial es otra variación natural que no debe ser motivo de alarma.

Para muchos científicos, los nuevos estudios echan por tierra ese razonamiento

Los científicos reconstruyeron las condiciones climáticas que existieron en los últimos 2.000 años a partir de registros de cambios de temperatura en anillos de árboles, corales y sedimentos de lagos.

Los investigadores concluyeron que ninguno de estos cambios climáticos ocurrió a una escala realmente global.

La Pequeña Edad del Hielo, por ejemplo, tuvo su período de mayor intensidad en el Océano Pacífico en siglo XV y en Europa en el siglo XVII.

En general, ninguno de los cambios anteriores al actual pudo detectarse en más de la mitad de la Tierra en un período determinado.

Durante el «Período Caliente Medieval», entre los años 950 y 1250, la temperatura aumentó en solo el 40% del planeta.

El calentamiento global actual, en cambio, impacta la mayoría de las regiones del planeta.

«Constatamos que el período más caliente en los últimos dos milenios ocurrió durante el siglo XX en más del 98% del planeta», afirma uno de los estudios.

«Este hecho aporta evidencia robusta de que el calentamiento global antropogénico (inducido por la acción humana) no solo no tiene paralelo en términos de temperaturas absolutas sino que no tiene precedentes en términos de consistencia espacial en los últimos 2.000 años».

Antes de la era industrial, la influencia más significativa en el clima eran los volcanes, de acuerdo a los investigadores.

Los científicos no encontraron pruebas de que variaciones en la radiación solar impactaran las temperaturas promedio del planeta.

Pero el período de calentamiento actual excede cualquier variabilidad natural, según los autores.

«A partir de los datos de nuestros instrumentos y de nuestra reconstrucción vemos que el índice de calentamiento en el pasado reciente excede un calentamiento natural. Esto muestra la extraordinaria naturaleza del calentamiento actual», afirmó Raphael Neukom, investigador de la Universidad de Berna, en Suiza, y uno de los autores de los estudios.

Los investigadores no buscaron probar que la acción humana es la causa del calentamiento actual, pero los estudios no dejan duda al respecto.

«No nos enfocamos en la causa del calentamiento reciente porque esto ya ha sido objeto de muchos estudios que siempre concluyen que la causa es antropogénica», señaló Neukom.

«Demostramos que las causas naturales no son suficientes para explicar el patrón espacial y el ritmo de calentamiento que observamos ahora».

Otros científicos destacaron la importancia de los tres nuevos estudios, publicados en las revistas Nature y Nature Geoscience.

«Los autores utilizaron más de 700 registros de los últimos 2.000 años de todo el planeta», afirmó Daniela Schmidt, profesora de paleobiología en la Universidad de Bristol en Inglaterra, quien no participó en los estudios

«Y fueron muy cuidadosos en la evaluación de los datos, por lo que la calidad y la amplitud de esos datos es un gran avance».

Muchos expertos aseguran que los nuevos estudios deben acabar con los argumentos usados por individuos que niegan el cambio climático.

«Estos estudios deberían desbancar en forma definitiva los argumentos de quienes niegan el cambio climático y afirman que el calentamiento global es parte de un ciclo climático natural», señaló Mark Maslin, profesor de climatología en University College London, quien tampoco participó en la investigación.

«Este trabajo muestra el absoluto contraste entre los cambios climáticos regionales y localizados del pasado, y el efecto verdaderamente global de las emisiones antropogénicas de gases de invernadero».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído