Medioambiente

Incendios en Australia: por qué son tan feroces, matan tanta gente y parecen imposibles de parar

Incendios en Australia: por qué son tan feroces, matan tanta gente y parecen imposibles de parar
Incendios en Australia: por qué son tan feroces, matan tanta gente y parecen imposibles de parar Pixabay

Australia esta sufriendo los peores incendios de toda su historia, agravados por la altas temperaturas récord y las grandes sequías. El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ya ha informado que los incendios pueden continuar activos varios meses más, según los datos que manejan los expertos.

La zona más afectada es la costa este y sur, justo donde se concentra la mayoría de la población en Australia.

Sólo en 2019 unas de 900.000 hectáreas se quemaron durante los incendios de la Amazonia, y unas 800.000 en los incendios de California, en Estados Unidos. Y aunque Australia siempre ha sufrido incendios forestales, lo de esta ocasión no tienen parangón.

Los climatólogos señalan que un fenómeno conocido como el Dipolo del Océano Índico o el Niño indico, ha potenciado el calor y la sequía en toda la región, agravando los incendios.

Combatir los fuegos forestales es una tarea muy complicada y lo habitual es centrarse en evitar que se extienda y apagar las llamas que resultan más peligrosas o comprometen la seguridad de los ciudadanos. Para evitar la propagación, los bomberos suelen cavar fosas en la tierra y crear límites concretos, por los que no pueda pasar el incendio.

La vida silvestre de las zonas afectadas ha sufrido muchísimo, los animales muertos ya se cuentan por miles, mientras la población es evacuada a zonas más seguras. La devastación es terrible, tanto en animales como en plantas.

Scott Morrison, ha prometido mejor financiación para los bomberos y una paga para los bomberos voluntarios, que se han dejado la piel intentando extinguir el fuego. Aunque ya ha sido cuestionado por sus opositores al no hacer lo suficiente para combatir el innegable cambio climático.

Lo cierto es que hablamos de una desgracia y una catástrofe de dimensiones épicas, que todavía no podemos calificar y calcular en toda su dimensión, hasta que el último conato sea extinguido.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído