La Benemérita apunta a que las señales encontradas parecen más de una nutria

El estrambótico final del ‘cocodrilo del Pisuerga’: ni caimán, ni nutria ni nada

Los expertos utilizaron diversas técnicas y mecanismos tecnológicos, pero no hay señales del animal

El estrambótico final del 'cocodrilo del Pisuerga': ni caimán, ni nutria ni nada
Un cocodrilo PD

El ‘cocodrilo del Pisuerga‘, que mantuvo a España en vilo, tuvo un estrambótico final.

Los agentes de la Guardia Civil confirman que no hay evidencia de la existencia del animal en la zona, por lo que dan por concluida su búsqueda.

La polémica por la presencia del exótico animal en el de Simancas (en la confluencia de los ríos Duero y Pisuerga) comenzó el sábado 6 de junio, cuando un grupo de jóvenes alertaron de la presencia de un lagarto grande en el río.

Un agente de la Policía Local se desplazó hasta el lugar observando dicho animal nadando por el rio, afirmando que parecía ser un reptil de gran tamaño.

Inmediatamente se desplazó la Guardia Civil y el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza), acotando la zona y accesos donde se produjo el supuesto avistamiento.

Al no encontrar pruebas concluyentes, la Guardia Civil amplió la zona de búsqueda a un tramo de seis kilómetros, desde una central eléctrica hasta una presa.

Aún son resultados, se implementan métodos tecnológicos como cámaras de detección de movimiento (fototrampeo), colocación de cebos, utilización de cámaras térmicas en recorridos nocturnos y la utilización de un dron recorriendo las zonas más inaccesibles de las riberas del río.

Sin embargo, el resultado fue el mismo: no había señales de ningún cocodrilo. Un motivo por el que la Guardia Civil pone punto final a la búsqueda del animal.

Málaga sí tenía cocodrilo

Un ejemplar similar al que se estaba buscando en Valladolid sí se encontró en las lagunas de Mijas, lo que requirió de un espectacular despliegue para su captura en 2013.

Todo comenzó cuando un motorista se topó con el cocodrilo en un carril de tierra y avisara a las autoridades.

El hallazgo de varias presas desmembradas –entre ellas una culebra de grandes dimensiones- y rastros de cola en las orillas de las lagunas de la Majada Vieja permitieron acotar una búsqueda que comenzaba a prolongarse en el tiempo.

El animal fue encontrado el 13 de abril, dos meses después del primer avistamiento.

La investigación apuntó a que el animal venía de «un sitio próximo».

Todo apuntaba a «una casa grande, con terreno, porque un ejemplar de más de dos metros no se puede tener en un piso», pero no se terminó dando con el propietario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído