La paradoja española

(PD).- Para los médicos de todo el mundo la dieta española es un misterio. En los últimos años ha aumentado el consumo de grasas saturadas y disminuido el de aceite de oliva pero sin embargo nuestros niveles de enfermedades cardíacas han disminuido y son mucho más bajos que en otros países con dietas más saludables.

Un estudio sobre lo que comemos llega a la conclusión de que nuestra dieta es paradójicamente saludable.

En él se revisa y compara la evolución de los índices de mortalidad por enfermedades coronarias e infartos en España desde 1966 hasta 1990 y los cambios en la dieta a nivel nacional y por regiones.

Desde 1976 se ha producido una disminución constante en las enfermedades cardiovasculares entre hombres y mujeres y los índices de mortalidad por infarto también han disminuido considerablemente.

Las tendencias en la ingesta de alimentos muestra un aumento del consumo de carne, productos lácteos, pescado y frutas pero una disminución en aceite de oliva, azúcar y productos ricos en hidratos de carbono.

A pesar de que han aumentado el consumo de grasas y de grasas insaturadas, estos cambios no se han visto acompañados de un aumento en los índices de mortalidad por afecciones cardíacas.

Esta paradójica situación puede explicarse con la mejora en el acceso a atención médica y el aumento en la ingesta de fruta y pescado, un mayor control de la hipertensión y una reducción en el número de fumadores. La dieta es un factor importante en esta paradoja pero demuestra que no es un factor tan crítico en estas enfermedades como otros factores.

A pesar de todo recomendamos cambios en la dieta para la prevención de las enfermades del corazón en España.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído