Educación

Los mejores consejos para evitar que tus hijos abusen de las nuevas tecnologías

Los mejores consejos para evitar que tus hijos abusen de las nuevas tecnologías
Los mejores consejos para evitar que tus hijos abusen de las nuevas tecnologías Pixabay

Al igual que no dejamos a nuestros hijos, a determinadas edades, ir solos por la calle, tampoco debemos dejarlos navegar solos por Internet sin supervisión de un adulto.

Cierto es que las nuevas tecnologías nos facilitan la vida, pero no es menos cierto que si se ejerce un uso incorrecto de las mismas, estamos expuestos a padecer consecuencias sobre nuestra salud, como son las adicciones, entre otras cosas.

Para evitar que tus hijos padezcan algo así y hagan un uso responsable de las nueva tecnologías, te proponemos los siguientes consejos básicos:

Nada de pantallas antes de cumplir los 2 añitos
La propia Academia Americana de Pediatría y la OMS lo desaconsejan por la perniciosa incidencia de la luz sobre los ojos de los menores.

Entre los 2 y los 6, nunca más de una hora al día
Los expertos creen que una exposición breve y supervisada es la mejor manera de comenzar a familiarizarse sin peligro, con los dispositivos.

Entre los 7 y los 12 años
Al igual que la etapa anterior, deberíamos mantener una hora como máximo supervisada, de exposición, explorando y potenciando contenidos positivos.

A partir de los 12
Podemos aumentar el tiempo de exposición hasta un máximo diario de 2 horas, pero igualmente mantenemos la supervisión de contenidos.

Fuera de la habitación
Como norma general los dispositivos deben hacer noche fuera del a habitación de los niños para evitar que les roben horas de sueño.

No utilizarlos como ‘tranquilizante’
Es habitual que muchos padres intenten paliar el aburrimiento de sus hijos con el móvil o tablet, pero nunca debe ser utilizado con ese propósito. Es mejor usarlo con un fin concreto, y si el niño se aburre, mejor que haga otras actividades que les propongamos, a ser posible, físicas.

Nunca antes de dormir ni a la hora de comer
Los sonidos y las luces de los dispositivos generan estrés en los menores, por lo que hay que alejarlos de la mesa y de las horas de sueño de niños.

Normas de uso
Es una buena idea pactar unas normas de uso de los dispositivos: marcar unas horas y propósitos concretos.

Convertirlos en aliados
Pueden ser una buena herramienta para fomentar el conocimiento de los niños si visitamos webs educativas y de calidad.

Predicar con el ejemplo
Es capital que los adultos cumplamos con las mismas normas que exigimos a nuestros hijos. Así que ya sabes; cumple primero tú con todas las normas planteadas y luego explícaselas a tus hijos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído