Sanidad registrará los datos personales de quienes no se vacunen contra el covid

El Gobierno PSOE-Podemos ‘fichará’ a todos los que se nieguen a vacunarse

Oficialmente, la finalidad del tratamiento de los datos es el análisis a efectos estadísticos y de georreferenciación

El Gobierno PSOE-Podemos 'fichará' a todos los que se nieguen a vacunarse

El Gran Hermano del que hablaba premonitoriamente George Orwell en ‘1984’. Y en este caso, encarnado por el Gobierno PSOE-Podemos, insaciable en sus proyectos de ingeniería social.

El Ministerio de Sanidad ha diseñado el sistema de información para el seguimiento de la vacuna del coronavirus que marca las pautas para las comunidades autónomas a la hora de comunicar todos los datos relativos a la administración del fármaco.

El Ministerio de Sanidad ha diseñado el sistema de información para el seguimiento de la vacuna del coronavirus que marca las pautas para las comunidades autónomas a la hora de comunicar todos los datos relativos a la administración del fármaco, tanto de la población protegida como de aquella que no se vacunará.

En el documento, que se abordará esta tarde en el Consejo Interterritorial de Salud, la Dirección de Salud Pública del Ministerio señala que ante un escenario «de disponibilidad temprana y paulatina» de vacunas será necesario priorizar los grupos de población a vacunar con un seguimiento adecuado del proceso.

Con lo que es fundamental disponer de un sistema de registro que permita recoger datos de los diferentes sistemas de información autonómicos.

La previsión de que el seguimiento de la vacunación se tenga que mantener durante un tiempo dilatado, aconseja, según el Ministerio, que esta información siga recabándose por Sanidad hasta, al menos, la finalización de la situación de crisis sanitaria.

El documento establece que serán las consejerías de Sanidad de las comunidades y los centros de vacunación de sanidad exterior los encargados de recoger los datos de todos los puntos que administren la vacuna y de remitir los mismos al Ministerio de Sanidad a través de la plataforma informática establecida.

Será diariamente, en el día hábil inmediatamente posterior a la vacunación, antes de las 15:00 horas.

En el anexo de la resolución se concreta la información a cumplimentar sobre la personas vacunadas como los datos personales, la marca del fármaco que se administre y el lote.

También, se tendrá que especificar a qué grupo con mayor exposición pertenecen: personal de centros sanitarios de Atención Primaria, de centros sanitarios de Atención Especializada, de centros socio-sanitarios y personal esencial.

Entre este personal esencial se encuentran varios grupos de trabajadores públicos como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bomberos, servicios de protección civil, Salvamento marítimo, aquellos que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias y personal de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial, incluyendo centros de acogida de inmigrantes.

También se incluyen los de centros docentes y otros como los que trabajan en la cadena alimentaria, hostelería y restauración, servicios de transporte prioritario, empresas de seguridad privada, atención sanitaria a animales, servicios financieros bancarios y judiciales esenciales, limpieza y mantenimiento esenciales y los que se dedican a las actividades esenciales relacionadas con el suministro de agua y electricidad, entre otras.

Además, habrá que especificar el colectivo de mayor vulnerabilidad al que pertenece la persona vacunada: por edad y condición de riesgo en función de su estado de salud, embarazo o por estar institucionalizada. Se deberá indicar, asimismo, los motivos de por qué la persona indicada no se ha vacunado: si la ha rechazado, si la tiene contraindicada o si se trata de una excepción.

Oficialmente, la finalidad del tratamiento de los datos es el análisis a efectos estadísticos y de georreferenciación y «adicionalmente, la acreditación del acto de vacunación mediante la emisión del correspondiente certificado, previa solicitud expresa e inequívoca del interesado o su representante legal».

Para ello, indica el documento, los datos de identificación de las personas vacunadas se custodiarán separados del resto, «con medidas de seguridad específicas y adecuadas», conforme al Esquema Nacional de Seguridad.

Cuando comience la vacunación las comunidades tendrá que informar a los ciudadanos de estas finalidades del tratamiento de los datos y en particular, sobre los términos de la cesión de los mismos al Ministerio. Y Sanidad pondrá los datos, los indicadores y representación geográfica resultantes de este sistema a disposición de las comunidades.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído