Limpiar en exceso las prendas supone un deterioro en menor tiempo. Así, a menor durabilidad, menor sostenibilidad

El grave error de lavar la ropa: ¿por qué tienes que dejar de hacerlo?

El grave error de lavar la ropa: ¿por qué tienes que dejar de hacerlo?

No pasa un día sin que se descubra algo que acaba con lo que creíamos bueno hasta ese momento. Stella McCartney, la popular diseñadora, ha acaparado un gran protagonismo al desvelar su truco para conseguir que su ropa dure mucho más: no la lava. Ella sostiene que es mejor cepillar la suciedad de la ropa en lugar de meterla en la lavadora, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

«La regla de un traje a medida es que no lo limpies. No lo toques. Dejas que la suciedad se seque y la cepillas», ha asegurado. Dicha afirmación ha acaparado todas las miradas, pues lo común es que las prendas se laven de manera habitual.

La clave de esta afirmación está en quela lavadora acorta la vida útil de las telas, cuyo impacto incide directamente sobre el medioambiente. Tal y como explica Laura Díaz Sánchez, de la ONG Plastic Soup Foundation, a la « BBC», la ropa está compuesta en su mayor parte de materiales sintéticos, entre los que se encuentra el poliéster.

«Cada vez que lavamos la ropa, una media de nueve millones de microfibras de plástico son liberadas en el ambiente», explica Díaz Sánchez. Por tanto, a mayor número de lavados, mayor contaminación y desgaste.

La joven recomienda lavar a bajas temperaturas y con detergente líquido. En este sentido, según la OCU, este tipo de detergente es menos agresivo con la ropa y se disuelve con mayor facilidad. Así hay menor fricción en las prendas y, por tanto, se libera una menor cantidad de microfibras.

Lavar en exceso la ropa supone un deterioro en menor tiempo. Así, a menor durabilidad, menor sostenibilidad.

Cabe recordar que ya en 2014, el consejero delegado de Levi’s, Chip Bergh, aconsejó congelar los vaqueros en lugar de lavarlos. El responsable aseguró que al meter en la lavadora unos «jeans» su calidad va disminuyendo progresivamente por el efecto del detergente, al mismo tiempo que se perjudica al medio ambiente.

Moda sostenible
En 2016, una investigación publicada en « Marine Pollution Bulletin», desveló que más de 700.000 fibras microscópicas pueden desprenderse en las aguas residuales durante cada uso de una lavadora doméstica, y gran parte puede superar la depuración y acabar en la naturaleza.

La investigación encontró que el lavado de una carga promedio de 6 kilos de lavado podría liberar un estimado de 137.951 fibras de tejido de mezcla de algodón y poliéster, 496.030 fibras de poliéster y 728.789 de acrílico. La mezcla de algodón y poliéster arrojó un menor número de fibras que los otros dos tipos de tejido, independientemente de los tratamientos diferentes, y la adición de bio-detergentes o acondicionadores tendía a liberar más fibras.

Así, no es de extrañar que cada vez nazcan más firmas que apuesten por prendas que no se lavan, con el objetivo de contribuir en la sostenibilidad de la moda.

Pangaia, por ejemplo, elabora camisetas básicas tratadas con aceites de menta para ayudar al comprador en ahorrar agua, energía y tiempo. Las prendas de lana de Unbound Merino se mantienen frescas y limpias, aunque hayas ido al gimnasio con ellas, hayas viajado y salido con tus amigos una noche. «Puede usar una camiseta de Merino Unbound todos los días durante semanas», aseguran. Las prendas de Wool&Prince prometen durar hasta seis meses, sin arrugarse y sin generar malos olores porque las fibras absorben el sudor y lo evaporan en el aire.

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído