Anamasteyoga

Cómo evitar los alimentos altos en calorías en épocas de estrés ¡Fuera tentaciones!

Cómo evitar los alimentos altos en calorías en épocas de estrés ¡Fuera tentaciones!
Comer YT

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

Cuando pasamos por períodos de estrés, no debemos hacer la vista gorda y pretender que no pasa nada, ya que con solo realizar pequeños cambios en nuestra dieta y estilo de vida podemos reducir los niveles de ansiedad y encontrar cierto alivio, aunque, por supuesto, no es la panacea que solucionará todos nuestros problemas. Si te sientes muy agobiado, ansioso y con muchas dificultades, siempre es mejor consultar con un médico.

A continuación te contamos qué alimentos ayudan a reducir los niveles de estrés:

1. Frutos secos. Un puñado de frutos secos al día puede ayudar a aumentar los niveles de serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad, en el sistema nervioso. Además, aportan vitaminas y minerales como zinc y magnesio (ideal para aliviar la fatiga), y ácidos grasos que ayudan a reducir los niveles de colesterol.

2. Aguacate. El aguacate es una fruta muy completa, porque contiene fibra, proteínas, minerales como potasio y zinc, además de todas las vitaminas que se pueden encontrar en los vegetales. Todo esto ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona que más influye en los síntomas de estrés. Además, por su alto contenido en ácidos grasos tipo Omega-3 está considerado como un alimento que baja el colesterol, según hg.

3. Espinacas. Una porción de espinacas (1 taza) aporta casi la mitad del magnesio que tu cuerpo necesita al día, y evita que te sientas fatigado o que sufras esos molestos dolores de cabeza. Las espinacas también aportan vitamina K y ácido fólico; este último es muy importante para un adecuado desarrollo del bebé en las embarazadas.

4. Cítricos. Frutas como naranjas, limones, pomelos o kiwis tienen un alto contenido en vitamina C, lo que no solo ayuda a potenciar tu sistema inmunológico contra esos molestos resfriados, sino que reduce los niveles de cortisol, una hormona directamente relacionada con el estrés, y regula la presión arterial.

5. Chocolate negro. El chocolate es otro alimento bueno para el estrés, y su consumo, como todos sabemos, es además placentero y relajante. ¿Y qué mejor opción? No solo reduce los niveles de cortisol (la principal hormona relacionada con el estrés), sino que estimula la liberación de endorfinas, lo que nos produce una sensación de felicidad. Procura que sea chocolate negro (70% de cacao o más) y come solo tres a cuatro porciones (unos 40 g al día).

6. Avena, lácteos y legumbres. Todos estos alimentos favorecen la liberación de las llamadas hormonas de la felicidad, o endorfinas, que otorgan una sensación de bienestar. El alto contenido en fibra de la avena y las legumbres genera una sensación de saciedad que dura más que la que proporcionan otros alimentos, que también te ayudará a controlar tu apetito y reducirá tus ganas de comer snacks poco saludables entre comidas. Es mejor consumir productos lácteos desnatados o bajos en grasas para proteger tu corazón.

7. Infusiones. Las propiedades relajantes de la manzanilla, la melisa, la valeriana o la hierba de san Juan son ideales para controlar la ansiedad y el insomnio. Prueba a tomar este tipo de infusiones en vez de tomar café a todas horas.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído