Anamaste

Las 5 reglas de oro para una vida saludable ¡No esperes más!

Las 5 reglas de oro para una vida saludable ¡No esperes más!
Vida saludable YT

Palabras que sanan el alma:«Es necesario ayudar a otros, no en nuestras oraciones, sino en nuestras vidas diarias»: Dalai Lama

La salud (del latín salus, -utis)1​ es un estado de bienestar o de equilibrio que puede ser visto a nivel subjetivo (un ser humano asume como aceptable el estado general en el que se encuentra) o a nivel objetivo (se constata la ausencia de enfermedades o de factores dañinos en el sujeto en cuestión). El término salud se contrapone al de enfermedad, y es objeto de especial atención por parte de la medicina y de las ciencias de la salud, según wp.

Reglas a seguir:

1. La compra y la cocina.

Antes de bajar al supermercado hay que hacer una tarea previa de saber qué alimentos son los que necesitamos para nuestras recetas saludables, centrándonos en qué productos frescos vamos a comprar con el objetivo de evitar los procesados. Alimentos como las verduras, hortalizas y frutas no pueden olvidarse, además de la carne y el pescado.

Pero no todo el trabajo acaba ahí, la forma de cocinar estos alimentos marca la diferencia entre una receta normal y una receta saludable y dominar técnicas culinarias como la plancha, cocinar al vapor o al horno va a ser importante para ahorrar calorías y hacer aún más sana nuestra dieta.

2. El agua.

El agua es y debe de ser la bebida principal en nuestro día a día limitando al máximo —todo lo que se pueda— el consumo de refrescos y alcohol, ya que uno de los principales y errores más comunes es la gran cantidad de calorías que bebemos por culpa de estos líquidos, según th.

3. Hola ejercicio, adiós sedentarismo.

Hay multitud de deportes, desde el runner que decide publicarlo todo en Instagram hasta las clases colectivas de spinning en el gimnasio de barrio. Y entre todos esos deportes tiene que haber uno para ti. Busca ese deporte que te guste y que te motive a entrenar día a día durante al menos 30 minutos.

Y si no tienes tiempo, por tu ritmo de vida, en YouTube hay rutinas de ejercicios en casa para que esa no sea la excusa y puedas convertir tu salón en tu centro de entrenamiento particular.

4. Tanto estrés no es bueno para nadie, relájate un poco.

Sabemos que el estrés del día a día está presente: hay que entregar un trabajo de última hora en la facultad o hay que preparar la presentación para un cliente importante. Pero es muy importante el intentar reducir al mínimo tu nivel de estrés, ya que es uno de los aspectos más olvidados y que no se suele tener en cuenta. Tómate las cosas con más calma, que lo más importante es tu salud y el estrés también acaba pasando factura.

5. La parte “fácil”, el descanso.

Y es que de los puntos anteriores, quizás el que más fácil sea el del descanso. Ahora sí, con matices. Aunque tirarse en el sofá 30 minutos te ayude a coger fuerzas para afrontar la tarde después de una siesta, nos referimos a tener un horario de descanso regular, en un ambiente y temperatura óptimas para descansar 7 u 8 horas.

Y aunque nos cueste, si evitamos acostarnos mirando Instagram o la tele, conseguiremos descansar mejor ya que estos estímulos antes de dormir entorpecen el sueño.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído