Crónicas Bárbaras

Manuel Molares do Val

Las malas compañías

Hace catorce meses y medio un periódico prescindió de la colaboración de este cronista por una crónica en las páginas de opinión sobre el primer asesinato machista de 2017.

Lo había sufrido una mujer, profesora universitaria de 42 años, a manos de su amante de 18, un “malote” colombiano con orden de alejamiento y con el que había vuelto a convivir tras haber sido denunciado por ella, igual que por otra novia anterior. 

El cronista no la culpó de su muerte, sino que solo recordó que toda mujer debe ser muy cauta con la gente que mete en su casa, donde la maltrata.

Feministas y feministos –no sólo las podemitas pueden crear fáciles palabros– en muchos diarios y en las redes sociales se lanzaron contra el cronista, y hasta un Colegio regional de Periodistas controlado por nacionalistas e ultraizquierdistas exigió, si no su quema en una pira, su destrucción personal y profesional.

El caso del niño Gabriel Cruz le recuerda al cronista el de aquella profesora, con cambio de papeles porque su presunta asesina, Ana Julia Quezada, lo fue también por una imprudencia, con todo respeto por el dolor de Ángel, el padre del niño…

Siga leyendo aquí y vea a Salas

…..

Recibe nuestras noticias en tu correo

Manuel Molares do Val

Manuel Molares do Val (Vigo/Pontedeume, Galicia), trabajó para la Agencia EFE como corresponsal permanente en México, Bélgica, la República Popular China --el primer peridista español destinado allí--, y EE.UU. Fue enviado especial en todo tipo de acontecimientos en los cinco continentes.

Lo más leido