Famosos

Así es la maldición que persigue a Henry Thomas, el niño que se hizo amigo de E.T.

El actor intentó librarse del papel que interpretó en la película de Steven Spielberg, pero hasta «La maldición de Hill House» nadie le recordaba por otra cosa

Así es la maldición que persigue a Henry Thomas, el niño que se hizo amigo de E.T.
E.T. YT

Es habitual que los niños prodigio del cine, luego no tengan carreas muy prósperas.  El caso de Henry Thomas es peculiar dentro de la industria del cine, impecable desde edad temprana pero eclipsado por un papel que le ha impedido brillar. Peculiar, entre otras cosas, porque muchos niños actores antes y después que él certificaron no solo lo difícil que es mantener la continuidad en una industria tan exigente como implacable, sino lo fácil que es caer en vicios y adicciones cuando la fama te pone todo al alcance de tu mano, según ABC.

Los inicios de Thomas le hicieron brillar, pero han pesado como una losa en su reconocimiento mediático. Fue y siempre será el mejor amigo del extraterreste más feo que ha pisado la Tierra, ese que bajo las órdenes de Steven Spielberg voló con el pequeño Elliot en la cesta de una bicicleta. Y eso que ya había debutado un año antes, en 1981, en la película «El mendigo».

Todo lo que ha hecho desde entonces parece banal, aunque de hecho no lo sea. Trabajó con Martin Scorsese en «Gangs of New York» y acompañó a Brad Pitt y Anthony Hopkins en el reparto de la noventera «Leyendas de pasión».

Desde luego, si algo ha persiguido a Thomas además del inmortal Elliot ha sido la mala suerte. Participó a las órdenes de Milos Forman en «Valmont», pero la película terminó eclipsada por el estreno de «Las amistades peligrosas», de Stephen Frears, una adaptación de la misma novela que la cinta de la que él formaba parte.

Tan mala fortuna encontró en el cine que a punto estuvo de dejarlo, entregándose a la música, por si sonaba la campana. Así, formó incluso su propio grupo de rock, The Blue Heelers, y hasta llegó a componer canciones para una película del hermano del director Aki Kaurismaki.

Incluso llegó a interpretar al mítico Norman Bates de Alfred Hitchcock en «Psicosis IV: El comienzo», pero es uno de los pocos actores que ha pasado completamente desapercibido en el papel. Curiosamente, el tanto terminó por llegarle en uno de sus últimos proyectos y en la pequeña pantalla, con un género en el extremo opuesto de «E.T., el extraterrestre». Mike Flanagan le fichó para interpretar al padre de familia en la serie de terror «La maldición de Hill House», en la versión del pasado de la casa encantada que tantas penurias le trae a la familia protagonista. Quién sabe si el actor encadenará ahora una serie de éxitos y vuelva a hacer caja en otra cinta de terror, aprovechando que es Flanagan quien dirigirá la secuela de «el resplandor» próximamente. Y, por fin, pueda superar el papel más importante de su carrera, ese Elliot que interpretó cuando era solo un niño.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido