Series

Todas las claves de la impresionante batalla contra los Caminantes Blancos en ‘Juego de Tronos’

¡SPOILERS! La ficción de HBO no defraudó a sus fans con un capítulo para la historia

Todas las claves de la impresionante batalla contra los Caminantes Blancos en 'Juego de Tronos'
Juego de Tronos RS

Los fans estamos muy pendientes de todas las novedades ynoticias al respecto. Las elecciones generales de este 28 de abril han acaparado todo el foco mediático en nuestro país. Y no es para menos, ya que España se enfrentaba a uno de los comicios más importantes de su historia. Sin embargo, más allá de nuestras fronteras, esta madrugada había toda una población jugándose la vida: la de los Siete Reinos de Poniente en su esperada batalla contra los Caminantes Blancos, según recoge Ecoteuve y comparte Paula Dumas para pd.

HBO lanzó por fin el tercer capítulo de la octava y última temporada de Juego de Tronos, el más largo de toda la serie, con una infartante lucha contra la Larga Noche (así se llama el episodio) que no ha defraudado a nadie. Los casi 80 minutos de metraje han tenido de todo: sustos, muertes, sudor, sangre y muchas lágrimas. Además, la ficción ha encumbrado por sorpresa, gracias a un inesperado regreso, al personaje que parece ser clave en su inminente desenlace.

ATENCIÓN: Este artículo contiene SPOILERS del tercer capítulo de la octava temporada. Lea bajo su responsabilidad.

El episodio arranca exactamente en el punto donde concluyó el anterior: con todo el ejército de Jon y Daenerys protegiendo Invernalia para la llegada de los Otros. Y cuando están a punto de levantarse las espadas, un extraño jinete se acerca a las filas del Norte: se trata de Melisandre, que encomendándose una vez más al Señor de Luz, logra que todas las armas de los Dothraki prendieran en llamas.

Los grandes guerreros de Essos son los primeros en atacar a los Caminantes, pero enseguida sus luces se apagan muriendo la gran mayoría de ellos en cuestión de segundos. A partir de ese momento, el ejército de los muertos llega a Invernalia y comienza una angustiosa batalla en la que empiezan a caer los principales protagonistas.

Tras las muertes del Lord Comandante, Eddison Tollett, la joven Lyanna Mormont (tras acabar con un gigante), Arya vive toda una persecución por los pasillos del Castillo de Invernalia que culmina con el sacrificio de Beric Dondarrion. El líder de la Hermandad sin Estandartes da su vida para salvar la de Arya y Melisandre vuelve a aparecer en escena para decirle algo importante a la pequeña de los Stark.

La profecía de Melisandre encumbra a Arya Stark

«El Señor de Luz lo resucitó con un propósito. Ya ha cumplido con ese propósito», asegura la Mujer de Rojo, que inspira a Arya haciendo una nueva profecía sobre su futuro. «Veo oscuridad en ti, y dentro de esa oscuridad unos ojos me regresan la mirada. Ojos marrones, azules y verdes que cerrarás para siempre…», vaticina la bruja, que ya ha levantado todo tipo de teorías entre los fans de la serie.

Y así fue como Arya se convirtió en la heroína inesperada del capítulo, ya que deshizo el entuerto cuando los vivos lo tenían realmente muy complicado. Mientras que Daenerys y Jon intentaban atacar al Rey de la Noche (y Viserion) desde el aire a lomos de Drogon y Rhaegal, los vivos cada vez eran menos.

Ahí llegó uno de los momentos claves del episodio, en el momento en el que Daenerys intenta abrasar a un desarmado Rey de la Noche, que salió ileso y sonriendo de las llamas para sorprender levantando a todos los muertos de Invernalia. A todos. Todos, incluidos los que se encontraban enterrados en las criptas del Castillo. En ese instante, la vida de todas las mujeres (incluida una Sansa a la que acompaña Tyrion) y de los niños son puestas en jaque y se desata el pánico en la fortaleza.

Bran y Theon, a tiro del Rey de la Noche

Viserion empieza a destruir seriamente el castillo y el Rey de la Noche avanza hacia Bran con el objetivo de aniquilarlo. El Cuervo de Tres Ojos es protegido por las fuerzas de las Islas del Hierro, que apenas pueden hacer frente a los muertos. Ni siquiera Theon, «el buen hombre» que da su vida por la de Brann sin ningún éxito.

Y entonces, llega la escena clave. El Rey de la Noche tiene a Bran a tiro y cuando se dispone a matarlo, Arya se abalanza contra él, que logra frenarla en el aire intentando ahorcarla de una sentada. Y cuando está a punto de asfixiarla (en una dramática secuencia que nadie quería ver), la joven logra recuperar su afilada hoja de vidriagón y da una puñalada mortal a su enemigo.

El Rey de la Noche se rompe en mil pedazos de hielo y, con él, cae todo su ejército, incluido el gran dragón de Daenerys que había convertido. Los muertos pierden, pero consiguen cobrarse una vida más a última hora: la de Jorah Mormont, que cae en la batalla entre los brazos y lágrimas de Daenerys Targaryen, el gran amor de su vida.

Finalmente, con Invernalia envuelta en humo y sangre, Melisandre abandona el Castillo ante la mirada de Ser Davos. La bruja se quita el collar que la mantiene joven y muere en una última escena con la que se cumple su destino: morir en tierra extranjera. Detrás, deja a un ejército tocado, que deberá afrontar en los próximos episodios la gran guerra contra Cersei por el Trono de Hierro.

Recuento de muertes: Edd (Lord Comandante), Lyanna Mormont, Beric Dondarrion, Theon Greyjoy, el Rey de la Noche, Jorah Mormont y Melisandre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído