CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO

Cataluña: Los golpistas presos ya no tienen quién les rece a pesar de los curas trabucaires

Cataluña: Los golpistas presos ya no tienen quién les rece a pesar de los curas trabucaires
Hay más acusados de golpismo en el banquillo del TS, que fieles rezando por ellos en la iglesia de Sant Francesc de Reus (Tarragona). EP

Hay pocas expresiones tan españolas como esa de «con la iglesia hemos topado«. Viene de un pasaje de Don Quijote de la Mancha y se usa para expresar lo inconveniente de que en los asuntos propios se mezclen los obispos o los curas y por extensión, de cualquier autoridad ‘incompetente‘ (Que marque la ‘X’ de la Iglesia en la declaración de la Renta el obispo de Gerona).

Con la Iglesia topamos los españoles en el País Vasco, cuando monseñor Setién, afortunadamente ya en el infierno, y muchos de su cuerda, apoyaban el crimen, la extorsión y el espanto de ETA (Alfonso Ussía incendia la COPE por el trato piadoso hacia el fallecido monseñor Setién, el amigo de los etarras).

Y con la Iglesia estamos topando en Cataluña, con el obispo de Solsona y muchos xenófobos y sectarios como él (Un párroco catalán cuelga del campanario la bandera de los piratas turcos islamistas).

Incluidos, por supuesto, los curas ‘trabucaires’. Para quien no esté al tanto, aclaramos que el término viene trabuco y de los que ensotanados que con ese instrumento en mano y durante la primera mitad del siglo XIX abundaron en toda España y por ello también en Cataluña.

Luego dejaron el trabuco material pero algunos siguieron y siguen con el verbal y en este caso concreto, atacando desde sus parroquias a España.  Y apoyando con denuedo el insolidario separatismo catalán, aunque con desigual éxito por lo que se ve.

Un ejemplo de pufo  es lo ocurrido en la iglesia de Sant Francesc de Reus (Tarragona), donde un grupo de cristianos independentistas, alentados por su párroco, convoca actos de oración por la «justicia y la defensa de los derechos humanos» de los políticos acusados de golpismo, que están siendo procesados en el Tribunal Supremo en la causa del 1-O.

El denominado «Grupo de Oración de Reus ha organizado oraciones en grupo para que «Dios ilumine en verdad y justicia a todos los que participen en este complejo, trascendente e histórico procedimiento judicial».

Este grupo independentista se formó en las semanas previas al juicio del 1-O que se está llevando a cabo estas semanas en el Tribunal Supremo. Los grupos de oración se realizan en la iglesia de Sant Francesc de Reus los martes a las 19:30 horas y los jueves a las 09:15, y duran al menos una hora.

Pues bien, como reseña Gonzaga Durán en OKdiario este 1 de marzo de 2019, tan solo una quincena de personas aparecen en la imagen difundida por el portal ‘Germinans Germinabit’.

Son, en su mayoría, personas de avanzada edad que rezan con bufandas amarillas en apoyo a los golpistas encarcelados.

«Pediremos a Dios que aporte mucha luz y fuerza a los magistrados, fiscales, personal de la Administración de Justicia, abogados, policías, medios de comunicación, encausados y todas sus familias».

Los promotores de estos actos también envían cartas a los acusados y familiares procesados por el 1-O para «que sepan que un grupo de cristianos y otros creyentes les queremos sostener con nuestra plegaria».

En Reus gobierna el alcalde Carles Pellicer, del PDeCAT. Pellicer está imputado por un delito de odio tras alentar los escraches que se produjeron a las puertas de un hotel de la localidad que alojaba a los policías destinados a Cataluña por el referéndum ilegal del 1-O. Reus cuenta con 103.615 habitantes.

Pero los independentistas no sólo montan estas plegarias en la iglesia de Reus. Las monjas benedictinas del Monasterio Monasterio de San Pedro de las Puellas, el más antiguo de Barcelona y de Cataluña, también han motado estas plegarias en apoyo a los políticos encarcelados por el 1-O.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído