La Conferencia Episcopal Española asume el 98% del capital de la ruinosa televisión

Trece TV cierra el año 2018 con unas pérdidas de 7,6 millones de euros

Trece TV cierra el año 2018 con unas pérdidas de 7,6 millones de euros
Fernando Giménez Barriocanal, nuevo presidente de Trece. EP

Trece no logra salir del bache. A la Conferencia Episcopal Española (CEE) siguen sin salirle las cuentas. La cadena de televisión de los obispos vuelve a ser deficitaria por noveno año consecutivo, pese a los incontables esfuerzos por enderezar su situación económica.

Los datos comunicados este viernes 28 de junio de 2019 en la Junta de Accionistas reflejan que Trece cerró el año 2018 con unas pérdidas de 7,6 millones de euros, lo que supone una mejora del 25% respecto al ejercicio anterior, cuando registró un déficit de 10,1 millones.

Pese al nuevo desequilibrio presupuestario, el grupo de comunicación considera que este resultado evidencia un cambio de tendencia positivo en las variables más relevantes. «Esta buena evolución es fruto de una política sostenida de reducción de costes y de un incremento de la cifra de negocio del 3%», afirma.

Se trata por tanto de una cifra más en la larga hilera de números rojos de una televisión que acumula pérdidas superiores a los 91 millones de euros desde su creación en 2010. Un agujero en su balance histórico difícil de cubrir que ya llevó a la sociedad a entrar en causa de disolución hace unos años.

Con todo, sus responsables avalan la estrategia de saneamiento de los últimos ejercicios y el nuevo modelo de gestión aplicado.

Si ha sobrevivido a su delicada situación es gracias, principalmente, al sostén financiero de la CEE, que ha respondido a las urgencias financieras de su división televisiva con sucesivas inyecciones de capital.

Sin ir más lejos, entre 2016 y 2017 Trece echó mano de una línea de crédito de 20 millones de euros que mantenía con su máximo accionista.

Casi un año y medio después de agotar esta fuente de financiación, a la que se recurrió tras una ampliación de capital por valor de un millón de euros, la Junta de Accionistas de la cadena ha aprobado una nueva operación de refinanciación.

A diferencia de las anteriores ocasiones, esta vez la transacción será suscrita de forma mayoritaria por la CEE. De esta forma, los obispos planean aumentar un 20% su participación en el capital social de Trece, pasando del 78% que contabilizaba hace un año al 98%. Esta ganancia de posiciones supondrá la pérdida de peso de otros accionistas. Es el caso de Unidad Editorial, que antes de esta operación ya mantenía una presencia testimonial.

Por otro lado, la Junta de Accionistas ha nombrado a Fernando Giménez Barriocanal como presidente y consejero delegado, cargo que compatibilizará con la presidencia del Grupo COPE.

A su vez, la Junta ha dado luz verde a la designación de Julián Velasco como consejero delegado de Trece. De esta forma, se replica el modelo de gobierno y de gestión empresarial de ambas compañías y se facilitan las sinergias de contenidos y recursos.

Por último, se ha aprobado la entrada de Jose Antonio Sánchez en el Consejo de Administración de la cadena.

Te puede interesar

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído