UN DERRAME CEREBRAL

Muere a los 77 años Juan de Dios Román, leyenda del balonmano español

El ex seleccionador y ex presidente de la Federación se encontraba en un estado “irreversible” desde hacía tres días

Muere a los 77 años Juan de Dios Román, leyenda del balonmano español
Juan de Dios Román, con el Rey Felipe VI y la selección española de balonmano. PD

Se ha ido otro grande.

El exseleccionador nacional y expresidente de la Real Federación Española de Balonmano, Juan de Dios Román, ha fallecido este 28 de noviembre de 2020 a los 77 años tras no poder superar un derrame cerebral.

“Juan de Dios Román, icono del balonmano español, figura clave en su desarrollo y éxitos, ha fallecido a las 77 años al no superar un derrame cerebral. Toda una vida dedicada a nuestro deporte. Nos dejas un legado incalculable. Allá donde estés, descansa en paz. Ya te echamos de menos”, escribió la Federación en Twitter.

El extécnico se encontraba en estado muy grave desde este jueves tras haber sufrido “un derrame cerebral irreversible”, tal y como señalaron la Asociación de Entrenadores de Balonmano (AEBM) y el periodista y buen amigo de Román, Luis Miguel López, exdirector general del BM Ciudad Real y BM Atlético de Madrid.

Sin embargo, la propia Real Federación Española de Balonmano tuvo que desmentir la noticia del fallecimiento de Román el viernes, aunque el fatal destino parecía irremediable. Ya este sábado, la noticia no tuvo vuelta atrás, con la pérdida de una figura reconocida por todos como una de las más importantes del balonmano en España.

Durante su etapa como seleccionador, Juan de Dios Román cosechó dos medallas de plata en los Europeos de España (1996) e Italia (1998) y tres bronces, uno continental, en el Campeonato de Europa de Croacia (2000), pero sobre todo los de los Juegos de Atlanta (1996) y Sydney (2000), las primeras medallas olímpicas en la historia del combinado nacional.

A nivel de clubes, es uno de los entrenadores más laureados del mundo, habiendo entrenado al Club Atlético de Madrid, con el que consiguió cinco títulos de Liga (1979, 1981, 1983, 1984 y 1985) y otros cuatro de la Copa del Rey (1978, 1979, 1981 y 1982), y posteriormente al BM Ciudad Real con el que conquistó otra Asobal (2004) y otra Copa del Rey (2003).

A ello se unen las medallas cosechadas por los diferentes combinados durante su etapa al frente de la presidencia de la RFEBM, de 2008 a 2013, entre ellas el segundo título mundial del equipo masculino en 2013, conquistado en casa, o los históricos bronces olímpico (2012) y mundial (2011) de las ‘Guerreras’.

En 2019, el extremeño recibió el Premio Francisco Fernández Ochoa de los Premios Nacionales del Deporte en reconocimiento a una trayectoria de una vida entregada a la práctica, organización, dirección, promoción y desarrollo del balonmano. Ese día confesó que estaba luchando contra un cáncer de pulmón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído