Diego Moreno teme que lo asesinen los fans del astro

Se entrega en comisaría, aterrorizado por la amenazas de muerte, el empleado de la funeraria que se fotografió junto al cadáver de Maradona

Investigado por presunta profanación de un cadáver y violación de derechos personalísimos, fue dejado en libertad

Se entrega en comisaría, aterrorizado por la amenazas de muerte, el empleado de la funeraria que se fotografió junto al cadáver de Maradona
Diego Molina, junto al cadáver de Maradona. PD

Está Diego Molina aterrorizado ante la posibilidad de que lo asesinen.

El empleado de la funeraria que se fotografió junto al cadáver de Diego Maradona, se ha entregado a la Policía después de que la Fiscalía argentina abriera una investigación por la imagen, convertida en viral apenas unas horas después de la muerte del futbolista.

Molina acudió junto a su abogada a la comisaría vecina 15A, ubicada en el barrio de Chacarita. Horas antes unos agentes habían intentado localizarle, sin éxito, en su domicilio.

El fiscal al cargo del caso no tomó ninguna medida cautelar. Molina abandonó la comisaría a los pocos minutos tras haber dejado sus datos personales y de localización.

Al funerario se le investiga por un delito de presunta profanación de un cadáver y violación de derechos personalísimos.

Molina fue despedido de su trabajo al igual que Claudio Fernández, que también se tomó otra fotografía junto al cadáver de Maradona, en la que además aparece su hijo, y que ha pedido perdón en una entrevista en Radio 10:

«Estábamos acomodando antes de llevarlo y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y ahí se sacó la foto».

Ambos han denunciado las amenazas que están sufriendo por parte de grupos ultras tanto de Argentinos Júniors como de Boca Júniors, que han jurado venganza por las imágenes junto al ataúd de su ídolo.

Aparecen más fotos con Maradona del empleado de la funeraria

Alguien no dice toda la verdad, porque ahora aparecen imágenes justo del proceso de embalsamamiento del astro argentino con el mismo empleado, Diego Molina.

En dicha imagen del selfie se aprecia de nuevo al trabajador, ya despedido, de la funeraria Pinier, en Buenos Aires, posando con el ex-futbolista con el torso desnudo.

El empleado Diego Molina pareció tomarse todo el trabajo como si se tratara de su minuto de gloria. Tener que preparar el cadáver del argentino más influyente en el mundo, es casi con total seguridad, lo más destacable que le haya ocurrido nunca. Y no solo se atrevió a posar con el signo de Ok junto al cuerpo sin vida de Maradona, sino que lo hizo también en el interior del coche fúnebre.

Siempre causa expectación, y en Argentina, donde muchos le consideran un Dios, no es para menos. Diego Armando Maradona  es noticia incluso hasta después de muerto. Las polémicas fotos de empleados posando junto al cadáver del ex-jugador de fútbol han gran indignación en el país sudamericano.

Las imágenes se viralizaron en la mañana de este jueves, justo antes de iniciarse su velatorio en un cementerio de Buenos Aires. La familia de Diego Armando Maradona intentó evitar que se difundieran, pero no pudieron controlar a los trabajadores del tanatorio. Empleados que prepararon el cuerpo sin vida y tuvieron una desacertada idea: hacerse unos selfies con el cuerpo de Maradona. Y para colmo, compartieron las fotos en redes sociales.

En la imagen que se ve aquí se observa a un empleado del tanatorio, que tras abrir el ataúd, toca con su mano derecha la frente de Maradona, mientras que con la mano izquierda hacía la pose con el pulgar levantado. Las imágenes recibieron las inmediatas críticas y el malestar de gran número de usuarios de las redes sociales.

Así, Matías Morla, abogado de Diego Maradona, ha denunciado a las personas que se han fotografiado junto al cuerpo sin vida del astro. El letrado argentino señala que «ante la viralización de una imagen de Diego en su lecho de muerte; me voy a ocupar personalmente de encontrar al canalla que tomo esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía».

La funeraria Pinier, que se encuentra en La Paternal, en Buenos Aires, ha informado que el empleado que se tomó la foto con el cuerpo de Diego Maradona dentro del ataúd ya fue despedido. Además, uno de los dueños de Sepelios Pinier ha relatado al rotativo La Nación que «no eran empleados nuestros. Los contratamos para llevar los materiales para la capilla ardiente, como los pedestales y atriles.»

Para colmo de males, dicho empleado, de nombre Diego Molina, ha sido objeto de un bulo tras hacerse viral que habría sido brutalmente asesinado por fans de Maradona. Incluso han llegado a difundir un falso video en redes sociales con el texto: “Mataron al pelado de la funeraria, lo tiraron a un contenedor”.

De esta forma, miles de personas en todo el mundo creyeron que ya se habían tomado la justicia por su mano los hinchas de la albiceleste. Todo un culebrón de quien nunca pasó desapercibido por aquellos lugares por donde pisó.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído