El Real Madrid mete dos goles menos por partido que en 2014

La ‘BBC’ se ha quedado sin pólvora y Cristiano Ronaldo ni ha tirado a puerta en 4 de sus últimos 8 partidos

El equipo de Carlo Ancelotti cerró las 15 jornadas de 2014 con 3,6 goles por partido y en las 12 que jugó este ha bajado a 1,6

La 'BBC' se ha quedado sin pólvora y Cristiano Ronaldo ni ha tirado a puerta en 4 de sus últimos 8 partidos
Gareth Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo. DC

Cristiano Ronaldo no ha tirado entre los tres palos en cuatro de sus últimos ocho partidos de Liga (Espanyol, Córdoba, Atlético y Athletic), siendo también cuatros los goles que ha marcado el delantero portugués en la suma de estos encuentros.

No es un detalle anodino, porque viene a resumir lo que es en estos momentos el Real Madrid: un equipo inoperante en ataque.

Lo dijo Carlo Ancelotti tras la desastrosa derrota por 1-0 frente al Athletic de Bilbao:

«En dos partidos hemos marcado un gol y de penalti. Hay que atacar más rápido y con menos toques. Todo lo que hacemos en ataque es confuso».

Un diagnóstico que explica en parte la caída en la producción goleadora de un Real Madrid que acabó 2014 siendo una apisonadora en Liga con cuatro puntos sobre el Barça y 55 goles por 36 del conjunto culé.

Un final feliz de año que se ha venido abajo en 2015. Si el equipo de Ancelotti firmó un promedio de 3,6 goles por encuentro en las 15 jornadas de esta Liga 2014-15 disputadas el año pasado, ahora ha descendido abruptamente a 1,6 de media (20 tantos en 12 jornadas).

O lo que es lo mismo. Con el cambio de calendario el Madrid ha pasado a meter dos goles menos por choque.

Esa estadística está íntimamente relacionada con la que demuestra que el Madrid ya no bombardea la portería rival con tanta asiduidad como solía. En las 15 jornadas de 2014, los blancos dispararon a la portería rival un promedio de 15,2 veces por partido, de los que 8,7 fueron entre los tres palos (el 57 por ciento).

En este 2015, lanza tres veces menos. Sus cifras han descendido a 12,6 chuts, de los que apenas 5,7 fueron a portería (el 45%). Tira menos y con menos precisión…Las tres grandes estrellas del ataque blanco también viven un cortocircuito.

El primero, Cristiano. El astro portugués tuvo en Bilbao un mal día, intentando apenas dos lanzamientos sin encontrar siquiera portería, algo que sólo le había pasado este campeonato liguero en otros tres partidos, todos ellos de 2015: ante el Espanyol, en Córdoba y en el Calderón.

En materia goleadora, atraviesa un momento delicado. Finalizó 2014 siendo un titán, con 25 goles (12 más que Messi) lo que suponía un 1,6 por choque. Una media casi sobrenatural.

En 2015, arroja resultados propios de un mortal: sólo cinco goles en diez choques (se perdió dos por la roja en el Nuevo Arcángel), una media de 0,5.

Bale, por su parte, no sabe lo que es un cantar un gol en Liga desde el 24 de enero, cuando hizo el 1-2 en Córdoba de penalti. Fue el tercero de este año.

Benzema es el que está manteniendo mejor el tipo, con cinco de sus 13 dianas en 2015.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído