El dato es la principal observación de un estudio que fue publicado en julio en ‘The International Journal of Obesity’

Si quieres perder peso es mejor correr antes de las tres de la tarde

Si quieres perder peso es mejor correr antes de las tres de la tarde

No da igual la hora. Podría ser más eficaz correr por las mañanas si se quiere perder peso. La razón es de momento desconocida, pero una revisión de los datos obtenidos en un estudio llevado a cabo hace cuatro años en varias universidades norteamericanas ha encontrado que los que hacen ejercicio por la mañana, siempre antes de las tres de la tarde, tienen mejores resultados al adelgazar que los que se ejercitan después de esa hora, según recoge lavanguardia y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

El dato es la principal observación de un estudio que fue publicado en julio en The International Journal of Obesity y del que se hace eco el diario The New York Times. Además de conseguir una mayor pérdida de peso, el grupo de ejercicio temprano tendió a ser ligeramente más activo a lo largo del día, dando más pasos en total que los que se ejercitaron más tarde. También comían un poco menos, aunque la diferencia no pasaba de 100 calorías al día de promedio. Diferencias casi imperceptibles.

El estudio del 2015 reunió los datos de cien participantes, hombres y mujeres. Todos ellos con sobrepeso y coincidían en que no tenían actividad física previa. Durante 10 meses hicieron ejercicio cinco veces a la semana en un laboratorio de fisiología en el que les hacían correr y sudar hasta quemar 600 calorías por sesión.

La investigación pretendía encontrar la respuesta a una paradoja que desconcertaba a la población con sobrepeso y a sus médicos: por qué con el ejercicio físico unos adelgazaban, otros apenas y algunos incluso engordaban.

El análisis de los resultados les llevó a lo mismo: después de 10 meses de este régimen, casi todos habían bajado de peso. Pero con pérdidas muy dispares, a pesar de que todos hacían lo mismo y bajo supervisión. Tal como pasaba en otros estudios anteriores sobre el tema, incluso algunos participantes habían empezado a comer más, pero apenas 100 calorías extra al día.

El investigador Erik Willis, analista de datos del Centro para la Promoción de la Salud y la Prevención de Enfermedades de la Universidad de Carolina del Norte, y otros colegas de la universidad de Colorado empezaron a pensar en la cronobiología, y emprendieron el análisis de los datos teniendo en cuenta el horario.

Willis se muestra más que prudente: “Yo diría que el momento en que se hace ejercicio podría, simplemente podría, tener un papel”. Pero recuerda que la mayoría de los que hicieron ejercicio perdieron antes o después peso y seguro que eran más sanos.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído