La historia del deporte conoce varios casos polémicos de atletas que, a pesar de que sus pruebas de dopaje resultaron positivas, lograron evitar medidas estrictas de descalificación o fueron justificados

Los escándalos deportivos que pasaron desapercibidos para la Agencia Antidopaje; a través de besos y comida

Los escándalos deportivos que pasaron desapercibidos para la Agencia Antidopaje; a través de besos y comida

Las autoridades deportivas de Rusia niegan las nuevas acusaciones de la AMA y señalan que las decisiones de la agencia están politizadas. Varios analistas están de acuerdo con la postura de Moscú e indican que la AMA tiene una doble moral, ya que la historia del deporte conoce muchos casos en los que el organismo antidopaje tomó decisiones polémicas a favor de atletas que dieron positivo en pruebas de dopaje. Han pasado cuatro años desde que comenzó la crisis del dopaje, pero ahora los atletas rusos se enfrentan a nuevas sanciones de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) que les ha prohibido participar durante cuatro años en los Juegos Olímpicos y otras competiciones importantes, entre otros castigos.

Deportistas de EE.UU. y pruebas de dopaje fallidas
El velocista estadounidense Christian Coleman no se sometió a las pruebas de dopaje tres veces durante un año, lo que se considera una violación de las reglas antidopaje e implica la descalificación. No obstante, Coleman no fue descalificado y pudo participar en el Mundial de Atletismo de Doha (Catar) en septiembre del 2019, y ganó dos medallas de oro.

El atleta logró demostrar que la primera de las tres faltas no fue el 6 de junio de 2018, sino que esta se debía contabilizar el 1 de abril del mismo año, al principio del trimestre, por lo que quedaba fuera del intervalo de los 12 meses. Formalmente, no se produjo ninguna violación del reglamento, pero la realidad es que Coleman evadió las pruebas antidopaje tres veces en un corto período de tiempo.

Además, de los atletas que formaron parte del equipo estadounidense de relevos en el Mundial de Catar, donde ganaron el oro, solo Noah Lyles jamás había violado las normas antidopaje, mientras que Justin Gatlin y Mike Rodgers tenían antecedentes por tomar sustancias prohibidas.

El primero fue sorprendido dos veces y descalificado por cinco años y el segundo no pudo competir durante 9 meses. Sin embargo, ambos han podido volver a las pistas. En el caso de Rusia, en cambio, la AMA quiere sancionar de por vida a deportistas que han consumido sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

Dopados por comer carne
En junio del 2017, dos atletas de EE.UU., Jarrion Lawson (medallista de plata en el Campeonato Mundial de Salto de Longitud) y Ajeé Wilson fueron justificados a pesar de la presencia de esteroides en sus organismos.

Ambos afirmaron que ingirieron las sustancias prohibidas al comer carne que las contenía. La concentración de esteroides era bastante baja, por lo que los deportistas no fueron descalificados, aunque a Wilson le retiraron el récord mundial en 800 metros.

Dopaje en vitaminas
En septiembre de 2018, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) redujo a seis meses la descalificación de la nadadora de EE.UU. Madisyn Cox, apartada por dar positivo en trimetazidina.

La deportista al principio no pudo explicar cómo entró en su organismo esta sustancia prohibida, pero después de un estudio afirmó que la había ingerido junto con un suplemento vitamínico.

Dopaje a través de un beso
En junio del 2017, la Agencia Antidopaje de EE.UU. (USADA) publicó información de que el campeón estadounidense de relevos olímpicos Gil Roberts dio positivo en probenecid. Sin embargo, no fue descalificado ni sus marcas fueron anuladas porque logró convencer a los jueces de que el dopaje entró en su organismo al besar a una chica.

El probenecid está totalmente prohibido para los deportistas y su uso puede suponer una descalificación de hasta cuatro años.

Cabe mencionar que en 2016 el campeón mundial de salto de pértiga Shawnacy Barber no fue descalificado por consumir cocaína. Sus argumentos fueron los mismos que los de Roberts: había besado a una chica que había consumido la droga, según recoge rt y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Sustancias prohibidas en el protector solar
En noviembre de 2016, la esquiadora noruega campeona olímpica y mundial Therese Johaug dio positivo del esteroide anabólico clostebol. Solo fue descalificada por 13 meses,ya que argumentó que esta sustancia entró a su organismo después de aplicarse un protector solar de labios que la contenía.

Durante la suspensión, recibió el apoyo de sus colegas y ‘fans’, a diferencia de la tenista rusa María Sharápova, quien voluntariamente admitió que había tomado meldonio por prescripción médica, por lo que fue descalificada por 18 meses y la ONU canceló su cooperación con ella.

Red internacional de dopaje de sangre
El mayor escándalo de dopaje, y también el de más alcance, ocurrió durante el Campeonato Mundial de Esquí Nórdico en febrero y marzo del 2019 en Austria.

Durante un operativo conjunto de la Policía austriaca y alemana en Seefeld fueron detenidos cinco esquiadores bajo la sospecha de usar el llamado dopaje de sangre, que consiste en hacerse transfusiones de la propia sangre, alterada para obtener mejores resultados.

Entre los implicados había el esquiador kazajo Alexéi Poltoranin, los estonios Karel Tammjärv y Andreas Veerpalu y los austríacos Dominik Baldauf y Max Hauke. Este último fue sorprendido con las manos en la masa, y por Internet en seguida se difundieron imágenes del momento en el que fue detenido mientras se estaba practicando una transfusión.

La Policía descubrió toda una red de dopaje con sangre encabezada por el médico alemán Maks Schmidt, al que habían acudido una cincuentena de deportistas de distintas disciplinas cuyos nombres no se han revelado.

El estonio Tammjärv admitió en una rueda de prensa que empezó a doparse con sangre alterada en 2016. Los esquiadores austríacos lo reconocieron en la corte en julio de 2019, tras lo cual Baldauf fue descalificado por cuatro años, mientras que Hauke fue sancionado con solo cinco meses de descalificación condicional porque la difusión del video del operativo policial supuso una violación de sus derechos.

Poltoranin y Veerpalu fueron descalificados por cuatro años, como se anunció solo recientemente, el 29 de noviembre de 2019.

La decisión de descalificar a estos esquiadores fue tomada por la Federación Internacional de Esquí (FIS) y, en el caso de Hauke, por la Federación Austríaca de Esquí. En esa ocasión la AMA prefirió mantenerse al margen de este escándalo internacional de dopaje y no impuso sanciones ni a los deportistas implicados ni a sus selecciones nacionales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído