Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Sahara: ¿por qué se esconde Trinidad Jiménez?

Estamos en vísperas de una importante decisión de Naciones Unidas para el Sahara Occidental… y para España. ¿Dónde está Trinidad Jiménez García-Herrera, ministra de Asuntos Exteriores de España? ¿Qué dice Elena Valenciano Martínez-Orozco, responsable de Exteriores del PSOE? ¿Qué dice Jorge Moragas en el PP?Parece claro que para el majzen y para su padrino, los derechos humanos que exigen una intervención de la ONU en Libia no merecen ser una intervención de la ONU en el Sahara Occidental. Pero, ¿qué tiene que decir España?

I. LAS PALABRAS DEL GOBIERNO ESPAÑOL SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL EL AÑO PASADO
El 26 de abril del año pasado la vicepresidenta del Gobierno de España dijo:

España siempre comparte el que los derechos humanos formen parte de qualquier … eh… eh… mecanismo de diálogo entre países… y siempre… forma parte… nuestro compromiso con los derechos humanos es un compromiso claro… ah… y en todas las…ah… en todas nuestras posiciones siempre hacemos una defensa de los derechos humanos y nuestro compromiso es para que se establezca ese diálogo y se hagan las evaluaciones correspondientes en el ámbito de Naciones Unidas, que es el lugar …ah.. más adecuado y mejor para poder efectuarlo

El 20 de noviembre del año pasado la nueva ministra, Jiménez, dijo:

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha propuesto este sábado a su colega estadounidense, Hillary Clinton, «elevar el nivel político» de las reuniones del Grupo de Amigos para el Sáhara que existe en la ONU con el objetivo de que Rabat y el Frente Polisario se sientan realmente «acompañados» en el proceso de negociaciones que mantienen abierto en busca de una solución al contencioso histórico.

II. EL SILENCIO DEL GOBIERNO ESPAÑOL SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL ESTE AÑO
España no forma parte del Consejo de Seguridad, pero forma parte del llamado «grupo de amigos» del Sahara Occidental que participa en la elaboración del proyecto de resolución sobre el Sahara que se presenta ante el Consejo de Seguridad.
El grupo de amigos se ha reunido y se ha producido un doble fracaso de la diplomacia del gobierno de Rodríguez Zapatero:
1º. El grupo de amigos se ha reunido sin «elevar el nivel político» de las reuniones. O lo que es lo mismo. Mantiene el mismo nivel que antes: el de embajadores. NO se ha elevado a nivel de ministros o secretarios de Estado.
2º. El grupo de amigos no ha propuesto en su resolución que el control sobre los derechos humanos se encomiende a la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

¿Quizás por este doble fracaso Trinidad Jiménez no dice nada sobre el Sahara Occidental?

III. POR QUÉ EL GOBIERNO ESPAÑOL DEBE HABLAR
Es costumbre que, a petición de España, el presidente del Consejo de Seguridad invite a España a la sesión en la que se discute la cuestión del Sahara Occidental donde España tiene voz, pero no voto.
Sin embargo, como se puede ver en los videos de las reuniones, a pesar de tener voz, España calla.
Es un silencio culpable porque España debería hablar.
Y España debe hablar, por muchas razones.
La primera es porque es la potencia administradora del Sahara Occidental: ¿por qué si no se la invitó a formar parte del «grupo de amigos»?
Y la segunda es porque el conflicto del Sahara Occidental y la situación política del norte de África se hallan en un proceso de cambio acelerado y profundo. Y esto afecta a España muy gravemente porque España es un Estado bi-continental que tiene parte de su territorio en el norte de África: Ceuta, Melilla y Canarias. Los cambios políticos en la región nos afectan. Y mucho. Y lo que ocurra en el Sahara Occidental será decisivo para que España pueda hacer frente a las amenazas que planean en el norte de Africa.
No, la amenaza no es el fantasmagórico «terrorismo yihadista».
El problema, real, es la amenaza sobre nuestra integridad territorial. Y esa amenaza puede agravarse si, como parece apuntarse, se confirman la estrategia del majzen:
– acercamiento Marruecos-Argelia (se empieza a hablar de apertura de las fronteras entre ambos países)
– anexión del Sahara Occidental (privando a España de una retaguardia segura en Canarias)
– alejamiento de Mauritania del norte de África empujándola hacia el área del Sahel.

Son muy graves las cosas que están pasando.
Trinidad Jiménez, Elena Valenciano y Jorge Moragas deberían decir algo. Porque, lo sepan o no, nos jugamos mucho.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído