Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Elecciones en Galicia (IX): el PP gana perdiendo

NO debieran el PP y su líder gallego, presidente regional en funciones, Alberto Núñez Feijoo, dejarse seducir por algunos halagos que están recibiendo (muy interesados por cierto). Su victoria es, sin duda, rotunda en términos de escaños (que es lo que cuenta AHORA) pero presenta preocupantes variables en términos de votos (que es lo que define las tendencias del MAÑANA). Aunque la crisis gravísima del PSOE y el BNG ahorrará preocupaciones a Núñez, en el Parlamento de Galicia se dibuja un nuevo escenario con la figura de Xosé Manuel Beiras Torrado que no augura una legislatura tranquila y cuya evolución puede ser imprevisible. El PP nacional mantiene el poder en Galicia y su líder y presidente nacional, Mariano Rajoy Brey, puede tener un breve respiro.

1. EL PP GANA EN EL CONJUNTO DE GALICIA… PERDIENDO VOTOS
Aunque algunos medios y analistas hablen de una «espectacular» victoria del PP, el hecho es que el PP ha ganado estas elecciones, A PESAR DE importantes pérdidas de votos. Puede decirse que el PP ha ganado porque ha perdido, en términos autonómicos, menos votos que sus competidores. Si el término de comparación no son las autonómicas de 2009, sino las últimas elecciones generales la pérdida de votos adquiere proporciones preocupantes que aunque no se reflejen en la asignación de escaños debieran merecer un detenido análisis.

A. El PP pierde 1 punto y 135.000 votos respecto a las autonómicas de 2009… y gana 3 escaños.
– Elecciones autonómicas de 2009: el PP obtuvo 38 escaños, gracias a 789.427 votos (46’68% del porcentaje del voto emitido).
– Elecciones autonómicas de 2012: el PP ha obtenido 41 escaños 653.934 votos (45’72%).
Es decir, que el PP ha perdido votos en términos absolutos y relativos (un 17% menos)… y sin embargo, ha conseguido 3 escaños más de los que tuvo en 2009.
Esta pérdida de votos se produce en un contexto en el que la comunidad ha ganado 48.290 electores desde 2009, un 1,82% más.

B. El PP pierde 7 puntos y 200.000 votos respecto a las generales de 2011.
– Elecciones generales de noviembre de 2011: el PP obtuvo 855.732 votos (52’52% de los votos emitidos en Galicia).
– Elecciones autonómicas de octubre de 2012: el PP obtuvo 653.934 votos (45’72%).

2. ¿DÓNDE PIERDE VOTOS EL PP? LA PARADOJA DEL PP: EL BIRRETE SE SALVA POR LA BOINA
El PP ha perdido sus votos mayormente en las ciudades. Y muy especialmente en el sur de Galicia y en la zona atlántica.
El caso más grave es el de Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, donde el PP perdió un número importante de votos y de porcentaje respecto a las autonómicas de 2009 y las generales de 2011, las más recientes:
– autonómicas 2009: 66.949 votos (41’96%)
– generales 2011: 71827 votos (43’25%)
– autonómicas 2012, 49.952 votos (34’215).

Menos grave es lo que ocurre en la segunda ciudad más poblada de Galicia, Coruña:
– autonómicas 2009: 57.812 (43’51%)
– generales 2011: 63.242 votos (45’51%)
– autonómicas 2012: 48.114 (39’66%).

Sin embargo, este fenómenos se produce en otras ciudades importantes.
En Orense:
– autonómicas 2009: 27.932 (43’97%)
– generales 2011: 29.456 (47’60%)
– autonómicas 2012: 21.158 (38’06%)

En Pontevedra:
– autonómicas 2009: 20.566 (44,94%)
– generales 2011: 21.983 (46,56%)
– autonómicas 2012: 15.851 (38,33%)

Sólo en Santiago de Compostela (43,36%), Ferrol (41,49%) y Lugo (44,74%) el PP supera el 40% de los votos.

Estos datos revelan un hecho importante.
El PP gallego está ahora gobernado por el sector que en la época de Manuel Fraga Iribarne fue calificado como del «birrete» (determinados militantes y cuadros urbanos) marginando al llamado sector de la «boina» (los militantes y cuadros del sector rural).
Si tenemos presente que en el conjunto de Galicia el PP ha obtenido el 45’72% de votos del total. Dado que en las ciudades más importantes sus votos estuvieron por debajo del 40%, queda claro que el triunfo del PP se ha debido mayormente al voto rural. Se produce así la paradoja de que han sido «los de la boina» los que han salvado «a los del birrete»… a pesar de que «los del birrete» han tendido a marginar a los sectores del PP «de la boina».

3. ¿POR QUÉ HA GANADO EL PP?
La pregunta más difícil sería la de qué causas permitirían explicar la victoria del PP. Para contestar se han formulado diversas hipótesis:
– ¿es un triunfo personal de Núñez o un triunfo del partido?
– ¿es un triunfo en clave nacional o sólo gallega?
– ¿es un triunfo de la esperanza o del miedo?

A. ¿Triunfo de Núñez Feijoo o del PP?
Algunos medios han presentado esto como un «triunfo personal» de Núñez.
Sin embargo, habría que relativizar esa conclusión si comprobamos que la provincia en la que Núñez Feijoo se presentó como número 1 (Pontevedra)… es la provincia en la que menos porcentaje de votos obtuvo el PP en toda Galicia (42’67%). Un porcentaje que contrasta grandemente con los obtenidos por el PP en Lugo (51’46%) y Orense (49’05%).

B. ¿Es un triunfo en clave nacional o en clave gallega?
Algunos análisis pretenden que Núñez Feijoo ha ganado porque las elecciones se han desarrollado en clave «exclusivamente gallega». En este sentido se ha llegado a decir que Núñez ha ganado «a pesar» de Rajoy.
A mi juicio esto merece una cierta matización. En efecto, el «as» que sacó el PP justo antes de las elecciones fue el importante contrato de Pemex Internacional con dos astilleros gallegos. Ahora bien, esa carta, que fue central en las elecciones gallegas es una carta entregada a Núñez Feijoo… por Rajoy. En efecto, uno de los firmantes del contrato es NAVANTIA, que posee un astillero en Ferrol y cuyo propietario es … el Estado central a través de la SEPI (Sociedad estatal de participaciones industriales).
Añádase, además, que en este momento de amenaza secesionista en Cataluña y en e País Vasco, el voto en Galicia contribuye a cerrar un posible nuevo frente «secesionista» en España.

C. ¿Es un triunfo de la esperanza o del miedo?
A mi juicio, ni la gestión de Rajoy ni la de Núñez han suscitado grandes entusiasmos. Esta circunstancia constituía un riesgo para que el PP revalidara su victoria.
El gran acierto de los estrategas del PP fue situar los términos no tanto en el plano de pedir el voto «para apoyar el trabajo hecho por el PP en la Xunta»… cuanto pedir el voto «para impedir que en la Xunta gobierne un tri-cuatripartito que sería peor que el bipartito».
Insisto, los asesores del PP han sabido captar que el bipartito dejó una imagen de notorio desgobierno por las disensiones entre el PSOE y el BNG. En un momento crítico como el actual la posibilidad de un tal desgobierno constituye un «mal mayor» que ha llevado a que un número importante de personas elija un «mal menor».
La realidad, hábilmente captada por los estrategas electorales del PP es que el gobierno de Núñez da «menos miedo» que el de un tri-cuatripartito. Y esta percepción se ha acentuado conforme se ha agudizado el desafío secesionista en Cataluña.

ARTÍCULOS DE ESTA SERIE

Elecciones en Galicia (y X): último acto: caso Baltar y caso Novacaixagalicia (8-I-2013)

Elecciones en Galicia (IX): el PP gana perdiendo (23-X-2012)

Elecciones en Galicia (VIII): SCyD, la dificultad de no aparecer como el partido de Conde (16-X-2012)

Elecciones en Galicia (VII): CxG o la dificultad de ubicarse en el nuevo escenario (15-X-2012)

Elecciones en Galicia (VI): UPyD, el lento camino hacia el Parlamento gallego (14-X-2012)

Elecciones en Galicia (V): La Alternativa Galega de Esquerda una alianza de éxito ¿momentáneo? (13-X-2012)

Elecciones en Galicia (IV): Bng, el callejón sin salida del mimetismo catalanista (8-X-2012)

Elecciones en Galicia (III): el PSOE, algo más que una guerra interna (2-X-2012)

Elecciones en Galicia (II): el PP ¿víctima de sí mismo o cómplice de Conde? (1-X-2012)

Elecciones en Galicia (I): gran probabilidad de un cambio de gobierno (17-IX-2012)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído