Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Derechos humanos en el Sahara Occidental: ¿mintió Margallo al Congreso de los Diputados?

¿Ha mentido el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo y Marfil al Congreso de los Diputados? La pregunta es muy pertinente porque se ha publicado una información, no desmentida, que permite inferir que así ha sido. El ministro Margallo dijo ante el Congreso de los Diputados que España defendía que la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental debía tener competencias para supervisar los derechos humanos. Se ha publicado que ahora que Estados Unidos ha presentado un proyecto de resolución en ese sentido, el gobierno de España se opone. Urge una clarificación oficial del ministro porque, de lo contrario, habría mentido al Congreso.

I. LOS ESTADOS UNIDOS TOMAN UNA INICIATIVA REVOLUCIONARIA PARA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL
El 12 de abril se publicó en internet una noticia que causó inmediata conmoción: USA pide monitorización de los derechos humanos en Sahara Occidental.
En efecto, el Centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos anunció que los Estados Unidos, por primera vez en la historia del conflicto, anunciaban un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad según el cual la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental debería estar dotada de competencias para la supervisión del respeto de los derechos humanos en el Sahara Occidental y en los campamentos de refugiados de Tinduf.

La noticia, de primer orden, fue absolutamente silenciada en España, que es la potencia administradora del Sahara Occidental.

II. EL MAJZEN DECIDE OPONERSE A LOS ESTADOS UNIDOS Y CANCELA UNOS EJERCICIOS MILITARES CONJUNTOS
La iniciativa norteamericana causó conmoción en el majzen. Mientras que la oposición al régimen se felicitaba de esta iniciativa (desde la asociación islamista «Justicia y Caridad» a la laica «Asociación Marroquí de Derechos Humanos»), las entidades de la órbita del majzen empezaban a repetir las consignas del régimen para oponerse a esta iniciativa. Los «argumentos» llegaban al extremo delirante de decir que la iniciativa norteamericana no estaba «justificada» porque en el «norte» de Marruecos (o sea, en el territorio internacionalmente reconocido de Marruecos) había más violaciones de derechos humanos que en el «sur» (o sea, el Sahara Occidental ocupado).
Para manifestar su profundo disgusto, el majzen decidió cancelar los ejercicios militares conjuntos norteamericano-marroquíes «African Lion» que se estaban desarrollando en el sur del territorio internacionalmente reconocido de Marruecos.
Al mismo tiempo, el rey envió delegaciones a los Estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad para buscar apoyos contra la iniciativa estadounidense.

La noticia, de primer orden, fue absolutamente silenciada en España, que es la potencia administradora del Sahara Occidental.

III. ESPAÑA, ¿SE ALINEA DE NUEVO CON EL MAJZEN?
El sábado 20 de abril, por la noche, el diario «El País» publicó en su edición electrónica (nunca en su edición de papel) una información según la cual EL MINISTRO GARCÍA-MARGALLO SE OPONÍA A QUE LA MINURSO TUVIERA COMPETENCIAS EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS:

España cree “inviable” la iniciativa de EE UU de derechos humanos en el Sáhara

Madrid y París secundan a Rabat que, por primera vez, se enfrenta a Washington
Movilización general en Marruecos para expresar el rechazo de la propuesta norteamericana

IGNACIO CEMBRERO / MIGUEL GONZÁLEZ Marsella / Madrid 20 ABR 2013 – 21:17 CET4

Nunca, en sus 57 años de independencia, Estados Unidos había puesto en apuros a Marruecos, su tradicional aliado magrebí, hasta que la semana pasada la embajadora norteamericana ante la ONU, Susan Rice, presentó un proyecto de resolución sobre el Sáhara. Este prevé ampliar el mandato de la MINURSO, el contingente de cascos azules allí desplegados, para que se encargue también de la vigilancia de los derechos humanos en la antigua colonia española y en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) que regenta el Frente Polisario.

Pero ante este inesperado desafío estadounidense, Marruecos ha encontrado dos aliados: España y Francia, las dos potencias que colonizaron el país hasta 1956. A diferencia de otras capitales implicadas, Madrid guarda silencio sobre este asunto, pero en el seno del Grupo de Amigos del Sáhara en la ONU, del que forma parte, ha dejado claro que la propuesta de EE UU es “inviable”.

España no pertenece al Consejo de Seguridad, que votará a fin de mes sobre el proyecto estadounidense, pero sí a ese grupo del que forman parte todos los miembros permanentes del máximo órgano de la ONU. Fue el foro elegido por Washington para dar a conocer su iniciativa que ha sido aplaudida por las más prestigiosas ONG de derechos humanos como Human Rights Watch, Amnistía Internacional y la Fundación Robert Kennedy.

Antes de iniciar su gira por Oriente Próximo, García-Margallo recibió a Kerry Kennedy, presidenta de la fundación que lleva el nombre de su padre, asesinado en 1968, y que trata desde hace años de persuadir a la Administración demócrata de EE UU de que defienda los derechos humanos en el Sáhara.

A ojos de la diplomacia española, la MINURSO, que es la única misión de paz que carece de cometido en materia de derechos humanos, se sustenta en el Capítulo VI de la Carta de la ONU. No se puede, por tanto, recurrir al uso de la fuerza para imponer a Rabat algo que rechaza. Con ese argumento jurídico se quiere evitar poner en aprietos a Marruecos.

El ministro español José Manuel García-Margallo es partidario de buscar fórmulas alternativas a la propuesta de EE UU como encargar al alto comisionado de la ONU para los Refugiados –no a la alta comisionada para los Derechos Humanos- que designe a un enviado para supervisar la conducta de las fuerzas de seguridad.

Al día siguiente, 21 de abril, la agencia oficial «EFE» y el diario «ABC» publicaron sendas noticias sobre unas declaraciones de García-Margallo sobre la cuestión. Pero entre la noticia de «EFE» y la de «ABC» hay una contradicción. Mientras «EFE» no negaba expresamente la información de «El País» pero insinuaba que no era cierta, el «ABC» daba a entender que no sólo España y Francia, sino también Rusia, se opuso al proyecto.

Esto es lo que dijo «EFE»:

El jefe de la diplomacia española recordó que el Grupo de Amigos del Sahara está formado por Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y España y que «la norma no escrita» dice que quien tiene que presentar las propuestas es Estados Unidos.

«Presentó una propuesta que nos pareció un buen intento, que no fue aceptada por dos de los miembros de Amigos del Sahara, lo que dificulta su adopción porque la regla en este grupo es el consenso», subrayó.

«Estamos por tanto a la espera de una nueva resolución de los Estados Unidos que pudiese conseguir el consenso de todos los miembros», añadió el ministro español.

El diario ABC por su parte, PRETENDIENDO NEGAR LA INFORMACIÓN DE «EL PAÍS» CONFIRMABA LO SUSTANCIAL DE LA MISMA:

(Margallo) al ser preguntado por la propuesta de Estados Unidos para el Sahara occidental, que proponía que la Minurso, la misión de Naciones Unidas para la región, vigilara el respeto de los derechos humanos en ese territorio -lo que ha gustado a Marruecos-, indicó que tampoco fue aceptada por otros dos países del «Grupo de Amigos del Sahara», en el que están cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad más España. Se trata de Rusia y Francia. Como la regla en ese grupo es el consenso, señaló que se está a la espera de que Estados Unidos haga otra nueva propuesta de resolución.

IV. LO QUE DIJO EL MINISTRO GARCÍA-MARGALLO EN EL CONGRESO
En la sesión plenaria del Congreso de los Diputados de 20 de junio de 2012, el ministro tuvo un debate con el diputado Nuet Pujals. En el curso del mismo, el ministro dijo que en 2012, había pedido al grupo de Amigos del Sahara Occidental que la MINURSO tuviera competencias sobre derechos humanos:

El señor NUET PUJALS:
(…)Tenemos que intervenir y pedir que la Minurso entre en el tema de derechos humanos y proteja a la población saharaui. ¡Sáhara libre!

(…)
El señor MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES Y DE COOPERACIÓN (García-Margallo Marfil):
(…)hemos participado en el subcomité que en el seno de la Unión Europea ha renovado la negociación de la Minurso, a la que usted se ha referido, haciendo exactamente la misma petición; y hemos participado muy activamente en el grupo de Amigos del Sáhara. La posición del Gobierno es clara, pedimos el respeto -insisto- a la dignidad de todas las personas y seguimos con especial atención la situación.

V. LO QUE EL MINISTRO DEBE DECIR AHORA A LA OPINIÓN PÚBLICA
El asunto exige una clarificación inmediata por parte de García-Margallo. Es necesario que el ministro diga, claramente, si España es, o no, uno de «los dos países» que se opusieron al proyecto de resolución presentado por Estados Unidos al «Grupo de Amigos del Sahara Occidental». Si la información de «El País» no es cierta, la Oficina de Información Diplomática del Ministerio o el propio Ministro deben ENVIAR UNA RECTIFICACIÓN INMEDIATAMENTE.

La clarificación debe ser inmediata porque el ministro, ante el Congreso de los Diputados, dijo que apoyaba que la MINURSO tuviera competencia sobre derechos humanos.
A la vista de las afirmaciones del ministro en el Congreso y a la vista de las informaciones publicadas por el diario «El País» y del texto de lo publicado por el «ABC» es urgente que el ministro y el periódico «el País» respondan claramente a esta cuestión:
¿se ha opuesto España al proyecto de resolución de los Estados Unidos que pide incluir en el mandato de la MINURSO la protección de los derechos humanos?

V. EL MINISTRO INCUMPLE UNA RESOLUCIÓN APROBADA POR EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS CON APOYO DEL PARTIDO POPULAR
La situación es de una gravedad extraordinaria.
En un comunicado, Western Sahara Human Rights Watch, ha denunciado que la actuación del ministro español contradice una resolución aprobada por el Congreso de los Diputados en marzo de 2012, con los votos favorables del Partido Popular, instando al Gobierno a apoyar la atribución de competencias en materia de derechos humanos a la MINURSO.
Es cierto. El 7 de marzo de 2012, la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados aprobó, con los votos favorables del Partido Popular, una Proposición no de ley que decía, textualmente:

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

Impulsar activamente, a través de la acción diplomática que resulte necesaria, la ampliación de las atribuciones de la MINURSO, de manera que ésta pueda contar con un mecanismo de observación que supervise el respeto de los derechos humanos, tanto en el Sahara Occidental como en los campamentos de refugiados de Tinduf.»

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído