Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Las lágrimas de Elena

Elena Valenciano Martínez-Orozco «lloró» tras ver la «terrorífica» valla en la frontera de España y Marruecos en Melilla siendo eurodiputada. Lástima que no consta que hiciera ninguna gestión para evitar que aquella visión «terrorífica» pudiera dar lugar a una tragedia. Por lo demás conviene resaltar que no parece que haya llorado por el muro (que no sé si para ella es «terrorífico») rodeado de minas que divide el Sahara Occidental.

I. EL LLANTO DE ELENA
Europa Press, en un despacho de 28 de noviembre, se hace eco de unas declaraciones efectuadas ese día por Elena Valenciano Martínez-Orozco a una televisión:

«Cuando acabé de visitar la valla de Melilla me tuve que esconder detrás de un árbol porque me puse a llorar, porque lo que allí se ve es terrorífico»

Las «emocionadas» palabras de Elena Valenciano Martínez-Orozco se pueden ver en Youtube.

¿Qué hizo Elena tras esconderse detrás de un árbol y llorar cuando siendo eurodiputada (1999-2008) visitó Melilla?
No consta nada.

II. NO CONSTAN INICIATIVAS DE ELENA EN EL PARLAMENTO EUROPEO RELACIONADAS CON LA VALLA DE MELILLA
Elena Valenciano Martínez-Orozco fue eurodiputada en dos legislaturas (1999-2004 y 2004-2008). Santiago González recuerda que de aquella época algún medio publicó que en su curriculum aparecía como «Licenciada en Derecho y en Ciencia Política» (licenciada en Ciencia Política, por cierto, con sólo 20 años), pese a no ser ni una cosa ni la otra. Elena atribuyó aquello a un «error».

Salvo que sea yo quien esta vez cometa un error, un examen de las iniciativas y actuaciones de Elena Martínez-Orozco en el Parlamento Europeo revela que nunca tomó iniciativa alguna referida a la valla cuya «terrorífica» visión le impactó hasta el extremo de tener que esconderse detrás de un árbol para «llorar».
La consulta de la ficha de las actividades de Elena Valenciano Martínez-Orozco que figura en el Parlamento Europeo parece revelar que nunca se refirió a la valla de Melilla:
– en ninguna de sus intervenciones en sesión plenaria
– en ninguno de sus informes como ponente
– en ninguna de sus opiniones como ponente
– en ninguna de sus propuestas de resolución
– en ninguna de sus declaraciones por escrito
– en ninguna de sus preguntas parlamentarias

III. NO CONSTA QUE ELENA PIDIERA A MOHAMED VI QUE CONTROLARA LA EMIGRACIÓN PARA QUE NO SUFRIERA LESIONES AL TRATAR DE ENTRAR ILEGALMENTE EN ESPAÑA CRUZANDO LA «TERRORÍFICA» VALLA DE MELILLA
Pudiera pensarse que Elena Valenciano Martínez-Orozco no tomó ninguna iniciativa en el Parlamento Europeo porque la responsabilidad de que no haya lesiones en la «terrorífica» valla de Melilla corresponde a las autoridades marroquíes que tienen la obligación legal de impedir que los emigrantes crucen ilegalmente desde el lado marroquí al lado español de la frontera.
Un hecho tan impactante que le obligó a «esconderse tras un árbol» para «llorar» lo lógico sería que hubiera movido a Elena Valenciano Martínez-Orozco a dirigirse a las autoridades marroquíes para que cumplieran con su obligación e impidieran que los emigrantes asaltaran la valla de la frontera hispano-marroquí.
No consta, sin embargo, que Elena Valenciano Martínez-Orozco haya tomado esa iniciativa.
Pero si tomó una iniciativa en ese sentido y pidió a Marruecos que cumpliera con sus obligaciones legales, con sumo gusto agradeceré que me haga llegar la información y corregiré este punto.

IV. NO CONSTA QUE A ELENA LE HAYA PREOCUPADO EL MURO QUE DIVIDE EL SAHARA OCCIDENTAL
Elena Valenciano Martínez-Orozco además de eurodiputada fue, en la anterior legislatura, responsable de relaciones internacionales de su partido, el PSOE. En cuanto tal viajó a Marruecos y trató el asunto del Sahara Occidental, siempre de forma muy, digámoslo así, «comprensiva» de la posición del majzen. Ya en este blog me hice eco de algunas declaraciones de Elena Valenciano Martínez-Orozco en ese sentido.
Lo que sí se puede afirmar es que resulta extraño que habiendo quedado tan impactada por la valla de la frontera hispano-marroquí en Melilla hasta el extremo de tener que «esconderse detrás de un árbol» para «llorar» al ver la «terrorífica» valla no haya dicho nunca nada del muro que, rodeado de millones de minas antipersonales divide el Sahara Occidental.
No sabemos si ese muro que divide el Sahara Occidental también le parece «terrorífico», pero lo que es muy probable es que no haya «llorado» «escondiéndose detrás de un árbol». Y es que en el desierto del Sahara es difícil encontrar árboles.

@Desdelatlantico

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Y César Antonio Molina reventó la campaña del PSOE (7-V-2014)

Las lágrimas de Elena (2-XII-2013)

Elena Valenciano falta a la verdad para defender a Marruecos ¿por qué? (2-II-2011)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído