La okupación ilegal ha aumentado en España casi un 50% desde el 2016

Los okupas hacen su agosto en plena pandemia y en Cataluña ya son un problema salvaje

Barcelona, Gerona y Tarragona son las tres provincias más afectadas del país

Los okupas hacen su agosto en plena pandemia y en Cataluña ya son un problema salvaje

Los casos de okupaciones ilegales proliferaron a raíz de la pandemia por coronavirus, tanto de viviendas particulares como de empresas. Tal y como informa Idealista, la mayoría de las veces, los que están detrás de esta lacra son mafias organizadas que facilitan el acceso a personas con muy poca vulnerabilidad.

De hecho, los datos son alarmantes ya que la okupación ilegal ha aumentado en España casi un 50% desde el 2016 y entre 2018 y 2019 se ha incrementado un 20% llegando a las 14.394 okupaciones, según los datos del Ministerio del Interior.

Los datos del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas ofrecen unas cifras terribles y es que en el último año, el 61% de las fincas vacías en España han tenido casos de ocupación y en Cataluña, el 88%.

Uno de los mayores problemas del mercado del alquiler

En Cataluña: Barcelona, Gerona y Tarragona, son las tres provincias con más elevado porcentaje de okupación en el país. En concreto, las okupaciones son del 14,2%, el 12,2% y el 11,5%, respectivamente, por cada 10.000 residencias. Solamente en Cataluña se registraron 6.688 okupaciones denunciadas en el año 2019. La provincia de Barcelona 5.101 -casi 18.850 de 2013 a 2019- y el mayor número de la península: al menos 66 cada 10.000 viviendas.

Ante esta situación, las denuncias de propietarios por usurpación de vivienda han aumentado considerablemente. Salvador Salcedo, socio del despacho Ático Jurídico, indica a Idealista que el confinamiento provocado por el coronavirus ha sido aprovechado por los okupas para entrar ilegalmente y quedarse en los inmuebles.

Beatriz Toribio, directora general de ASVAL (Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler), afirma que “la ocupación ilegal se ha convertido en uno de los mayores problemas al que se enfrenta el mercado del alquiler. Algunas Administraciones Públicas han generado marcos regulatorios que favorecen el fenómeno de la ocupación frente a derechos consagrados en la Constitución como es el de la propiedad privada. Todo esto genera una enorme inseguridad jurídica. Pero, además, no se soluciona el problema real que es promover una alternativa habitacional para los colectivos más vulnerables”.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído