Los familiares diésel también saben sacar sonrisas

La racionalidad se impone en el mercado de la automoción cuando se trata de buscar un coche polivalente para la familia, pero las marcas no se olvidan del lazo emocional que nos une a la conducción y todavía cuentan con modelos capaces de brindarnos

Los familiares diésel también saben sacar sonrisas
308 gt sw The Motor Lobby

Los fabricantes están apostando últimamente por combinar sus versiones break o familiares de sus modelos compactos (cada vez más bonitas, por cierto) con sus motores diésel más potentes y divertidos de conducir (antes se limitaban a los gasoil más eficientes y menos emocionantes).

Es decir, motores cercanos a los 200 CV y los cinco litros de consumo de combustible en carrocerías de 4 metros y medios (aproximadamente) con unos maleteros que se mueven en torno a los 500 litros de maletero (o incluso más de 600 en algún caso) y a precios que raramente superan los 30.000 euros.

Os proponemos los siguientes modelos si necesitas espacio para moverte en familia, pero no quieres perder la esencia de conducir un compacto -digamos-de corte deportivo que transmita sensaciones dinámicas al conducirlo, simulando las reacciones de los añorados GTI de juventud.

Seat León FR ST (desde 25.450 euros)
Vamos a empezar por el modelo de casa, el Seat León FR, que con el motor 2.0 TDI de 184 CV de potencia y su variante familiar (ST, llamada por Seat) acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos de 0-100, alcanzando una velocidad máxima de 228 km/h y tan sólo gastando 4,3 litros de combustible cada cien kilómetros. ¡Qué barbaridad!, estaréis pensando; pues todavía no os hemos dicho el maletero del que dispone: ¡587 litros en apenas 4,53 metros de longitud!

Volkswagen Golf GTD Variant (desde 33.210 euros)
Seat tiene dos hermanos (Volkswagen y Skoda) y por lo tanto al León FR ST le han salidos dos primos. Vamos a empezar por el de origen alemán, el Golf GTD Variant. Como ya sabréis GTD son las siglas que Volkswagen utiliza para su histórico GTI pero movido por diésel. Pues bien ahora el Golf familiar incorpora esta nomenclatura que le valen para rendir 184 CV de potencia, esprintar de 0 a 100 en 7,9 segundos y ser el más veloz de todos (231 km/h), cubicando 605 litros de maletero y dejando el gasto de gasóleo en 4,4 litros ¿Lo malo? Es el más caro de los aquí presentes.

Skoda Octavia RS Combi (desde 29.550 euros)
El tercer modelo VAG de esta comparativa es el Octavia Combi, favorecido por ser claramente el más largo (4,68 metros) para postularse como el más capaz con sus 610 litros de maletero. Además consigue ajustar el consumo en 4,5 litros, y gracias a la ligereza de la plataforma modular MQB de la que nace y el motor 2.0 TDI de 184 CV, logra de velocidad máxima 230 km/h y salir desde parado en 8 segundos.

Peugeot 308 GT SW (29.650 euros)
Con el motor menos potente de 181 cv y el cambio de marchas siempre automático, ofrece prestaciones más discretas (de 0 a 100 de 8,6 segundos y velocidad máxima de 220 km/h) pero un consumo realmente bajo de 4,1 l/100 km. Su maletero de 556 litros es otro aspecto a ponderar.

Ford Focus ST Sportbreak (desde 30.675 euros)
Es de los más caros; es el más potente (185 CV) y sin embargo no es ni el más rápido ni el más veloz (8,3 en el 0 a 100 y 217 km/h de ‘punta’); y tampoco destaca por su maletero (476 litros). Pero la puesta a punto del chasis llevada cabo por Ford Performance y su estética racing ST antes reservada para el compacto -a un paso del admirado Focus RS-, hacen del Focus el familiar más especial por deportividad y conducción de los aquí citados.

En resumen, nosotros te aconsejaríamos…
Por relación prestaciones/precio: El León
Por equilibrio: El Golf
Por maletero: El Octavia
Por consumo: El 308
Por deportividad: El Focus

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído